Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos condenados por un alijo de 10.600 kilos de hachís organizado en Palma

La Audiencia Nacional les ha impuesto sendas penas de 4,5 años de cárcel y 60 millones de multa

El alijo intervenido a los dos traficantes, tras ser descargado en el puerto de Las Palmas. EFE

La Audiencia Nacional ha condenado a cuatro años y medio de prisión y 60 millones de euros de multa a dos miembros de una clan mafioso búlgaro por un alijo de 10.600 kilos de hachís organizado en Mallorca. Los acusados zarparon desde Palma en un velero con el que se desplazaron hasta África, donde cargaron la droga para traerla a Europa. La investigación contra esta organización, liderada desde la isla por la Policía Nacional y el Servicio de Vigilancia Aduanera (SVA), permitió decomisar otros 25.000 kilos de hachís en cinco embarcaciones.

Los traficantes son dos hombres de 49 y 62 años que fueron contratados por una importante organización de narcos, que utilizaba Mallorca como base de operaciones para introducir en Europa enormes cantidades de droga. Ambos recibieron en Palma el Sweet Breeze, un velero de casi 22 metros de eslora y bandera británica que pertenecía a la red criminal. Ambos zarparon de la isla el 17 de septiembre de 2020 y se dirigieron a la costa de Marruecos, donde recibieron un gran cargamento de hachís de manos de otros miembros de la banda de traficantes.

El Sweet Breeze puso rumbo de nuevo a Europa, donde pretendía descargar el alijo. Pero el 24 de septiembre fue abordado por el patrullero Sacre de Vigilancia Aduanera cuando se encontraba en aguas internacionales a 43 millas al este de Fuerteventura. Los agentes arrestaron a los dos tripulantes y el velero fue remolcado hasta el Puerto de la Luz, en Gran Canaria. Una vez allí se comprobó que transportaba 357 fardos de hachís, con un peso total de 10.616 kilos. La droga habría alcanzado un precio en el mercado negro de más de 18 millones de euros.

De forma simultánea, la Policía Nacional, Vigilancia Aduanera y la Armada interceptaron en diversos puntos del Atlántico otras tres embarcaciones de la misma organización criminal que iban cargadas de hachís. En marzo y en julio de 2020 ya habían abordado otros dos barcos que transportaban droga, uno de los cuales también había zarpado de Mallorca. Esta gran investigación contra el narcotráfico, una de las más importantes de los últimos años, fue bautizada como GoletaGratil y permitió decomisar en total unos 35.000 kilos de hachís. Fueron detenidas 12 personas.

Los dos tripulantes del Sweet Breeze comparecieron en la Audiencia Nacional, donde reconocieron los hechos tras alcanzar un acuerdo con la fiscalía. Ambos aceptaron condenas de cuatro años y dos meses de prisión y 60 millones de euros de multa cada uno.

Tercera condena

Esta es la tercera condena a miembros de la organización internacional de traficantes por aquella avalancha de alijos. La Audiencia Provincial de Palma impuso en abril de 2021 cinco años de cárcel y 15 millones de euros de multa a dos acusados, ambos rusos. Fueron interceptados en el estrecho de Gibraltar en un velero que transportaba 8.847 kilos de hachís. Habían comprado la embarcación en Mallorca, de donde zarparon, por más de un millón de euros.

El mismo tribunal sentenció meses antes a dos traficantes de nacionalidad búlgara que fueron capturados con casi 4.000 kilos de hachís a unas 80 millas al sur de Mallorca. Fueron condenados a cuatro años y nueve meses de cárcel. También habían partido con un velero desde la isla y regresaban a Europa tras recoger el alijo en el norte de Marruecos. En ambos casos, los procesados alcanzaron acuerdos con la fiscalía.

Compartir el artículo

stats