Un hombre de 48 años y una mujer de 44 han sido detenidos por ser los supuestos responsables de un criadero ilegal de animales en Molina de Segura (Murcia). Ambos han sido puestos a disposición del Juzgado en funciones de Guardia, que ha decretado su ingreso en prisión.

Al parecer, según la investigación de la Policía Nacional, la pareja estaría captando a personas sin papeles para trabajar en el criadero de perros. Se habrían aprovechado así de sus escasos recursos económicos, dado que le ofrecían condiciones laborales abusivas que incluían jornadas de trabajo superiores a las 16 horas por 400 euros al mes.

Asimismo, sometían a continuas humillaciones y vejaciones a los trabajadores, a los que amenazaban con denunciarlos por encontrarse en una situación irregular en el país.

La Policía Nacional arrestó a ambos presos como presuntos autores de un delito de maltrato animal, trata de seres humanos con fines de explotación laboral, favorecimiento de la inmigración ilegaldefraudación de fluido eléctrico y falsedad documental.

En el registro llevado a cabo por los responsables de la investigación se han encontrado 265 perros y 41 gatos hacinados en unas condiciones lamentables. También se han encontrado los cadáveres de 46 animales en un arcón frigorífico, diversos medicamentos de dudosa procedencia y 3.000 euros en efectivo, gracias. El cuerpo ha trabajado en esta operación con personal de a Consejería de Trabajo y Medio Ambiente.