Los incendiarios de contenedores volvieron a actuar ayer en dos puntos distantes. De madrugada en Palma y por la tarde en sa Cabana, en Marrtaxí. El primer fuego tuvo lugar a escasos metros de distancia de donde el pasado miércoles incendiaron dos baterías.

El primer incendio se inició sobre la una y cuarto de la madrugada en una batería de contenedores situada en el número 111 de la calle Eusebi Estada, en Son Oliva. Una dotación de Bombers de Palma acudió al lugar. La rápida actuación evitó que las llamas se propagaran más y fueron sofocadas tras consumir dos depósitos.

Este incendio, según todos los indicios intencionado, se produjo a muy poca distancia de otro fuego en contenedores declarado la madrugada del miércoles también en Son Oliva. En concreto, en la intersección de la calle Isaac Albéniz con la avenida Tomás Villanueva a las tres y cuarto de la madrugada.

Fuego en sa Cabana

Apenas media hora antes, a las tres menos cuarto, el incendiario prendió fuego a contenedores en el número 59 de la calle Arquitecto Gaspar Bennàssar. Estos se encontraban en el barrio de Plaza de Toros, pero no muy lejos de estos.

En la tarde de ayer, los incendiarios actuaron en una zona más alejada. Sobre las siete de la tarde prendieron fuego a depósitos en sa Cabaneta, en Marratxí, en el número 9 de la calle Santa Bárbara. Esta nueva oleada de incendios de contenedores ha desencadenado una nueva investigación policial del Grupo de Atracos de la Policía Nacional.