Una mujer resultó herida ayer en Palma al reventar un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) la marquesina de una parada con un retrovisor. La víctima fue atendida por otros usuarios al presentar cortes, de los que brotó abundante sangre, al ser alcanzada por los cristales.

El incidente ocurrió sobre las dos y media de la tarde de este viernes en la avenida Comte de Sallent de Palma, entre las calles Ramon Berenguer III y Antoni Marquès. La conductora del autobús número 16 de la EMT se acercó a la parada más de lo debido y el retrovisor destrozó la marquesina. Los cristales saltaron y una usuaria, que esperaba en la parada, resultó herida.

El resto de usuarios que se encontraba en la parada 492 de la EMT se interesaron por el estado de la víctima. La conductora del vehículo, por su parte, se detuvo hasta la llegada de los agentes de la Policía Local de Palma para que elaboraran el correspondiente atestado. Los testigos también llamaron a los servicios de emergencia para que una ambulancia acudiera hasta la parada y las asistencias sanitarias atendieran a la mujer.