Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenado a dos años por robarle el móvil a punta de navaja a una turista alemana

El atracador sujetó a la víctima por la muñeca y le colocó el cuchillo en el vientre antes de robarle el terminal

El condenado por el atraco a una turista alemana, en el juicio. L.MARINA

El Juzgado de lo Penal número siete de Palma condenó ayer a un joven a dos años de prisión por el robo a punta de navaja del móvil a una turista en la Platja de Palma. No obstante el procesado no ingresará en prisión, al quedar en suspenso dicha condena.

Los hechos que se enjuiciaron ayer en los juzgados de Vía Alemania tuvieron lugar sobre las dos y media de la madrugada del 10 de agosto del pasado año en la avenida Son Rigo de la Platja de Palma. El asaltante iba pedaleando en una bicicleta.

De repente el delincuente reparó en una joven alemana, que se encontraba caminando por la calle, cuando se abalanzó sobre ella. Antes de que la víctima pudiera reaccionar, el asaltante la agarró fuertemente por la muñeca. A continuación le colocó un cuchillo en el vientre para aplacar cualquier atisbo de resistencia.

La víctima quedó profundamente aterrorizada ante el atraco que estaba sufriendo. El delincuente se aprovechó de esta circunstancia para sustraerle un iphone 12 y diez euros en efectivo.

El atraco a la turista germana tuvo un muy corto recorrido. Apenas una hora después de que el delincuente perpetrara el asalto a la turista germana, el teléfono fue recuperado. Mientras que el dinero que portaba fue recobrado sobre la una y media de la tarde del día siguiente.

Experiencia traumática

Con carácter previo a la celebración de la vista oral en los Juzgados de Palma, el juicio estuvo en el aire mientras se perfilaba si la víctima prestaría declaración en calidad de testigo. Esta había manifestado que la traumática experiencia le afectó mucho e insistió en que no quería revivirla.

En un principio, la fiscal pedía para el encausado una pena de cinco años de prisión por un presunto delito de robo con violencia e intimidación. Sin embargo, las partes alcanzaron un acuerdo de conformidad y el tipo penal fue sustituido por uno de robo de menor entidad.

En virtud de esta nueva calificación, la fiscal rebajó su petición a dos años de prisión. El encausado reconoció su participación en los hechos antes de que la jueza dictara sentencia ‘in voce’.

Compartir el artículo

stats