Suscríbete Caso Abierto - Diario de Mallorca

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Interpol localiza en Taiwán al mallorquín acusado de una estafa de 50 millones de euros

Exteriores lleva a cabo gestiones para extraditar a Salvador Llinàs, el dueño de Autoclick fugado desde 2018

La sede de Autoclick, en el polígono de Son Oms, en Llucmajor. MANU MIELNIEZUK

Interpol ha localizado en Taiwán a Salvador Llinàs Oñate, el mallorquín acusado de una estafa de 50 millones a través de su empresa de alquiler de coches, Autoclick. Llinàs está fugado desde 2018, cuando empezaron a sucederse las denuncias por el fraude. El juzgado de Palma encargado del caso ha recibido recientemente un informe de Interpol que sitúa al acusado en el país asiático y, a través del ministerio de Asuntos Exteriores, se han iniciado ya las gestiones para solicitar su extradición a España, han explicado fuentes jurídicas.

El juzgado de instrucción número 9 de Palma investiga a Salvador Llinàs y sus hermanos Antonio y Mónica delitos de estafa, alzamiento de bienes, insolvencia punible, falsificación en documento mercantil, blanqueo de capitales y contra la hacienda pública. Los tres eran propietarios de Autoclick, empresa con sede en Llucmajor, a través de la cual habrían vendido en varios países cientos de vehículos que no eran suyos, sino que tenía arrendados. La sociedad, que tenía sedes en numerosas ciudades, llegó a tener una flota de 20.000 automóviles.

El fraude afecta tanto a los legítimos propietarios de los automóviles como a los compradores, ya que unos no han recuperado sus vehículos y los otros no pueden disponer de ellos por carecer de documentación. En el proceso judicial se han personado 51 empresas y particulares perjudicados.

El caso estalló en 2019, cuando la Guardia Civil acabó acudiendo a la sede central de Autoclick e inmovilizó los 80 coches que quedaban allí. Para entonces Salvador Llinàs ya había huido al país asiático, donde creó una empresa dedicada a la compraventa de vehículos, como informó entonces este diario. El juez de Palma encargado del caso dictó a principios de 2019 una orden internacional de detención y entrega contra él y sus dos hermanos, que también fueron localizados entonces aunque finalmente comparecieron ante el magistrado.

Ahora, más de tres años después, Interpol ha conseguido localizar al fugitivo y ha remitido un informe al juez. El ministerio de Asuntos Exteriores está llevando a cabo gestiones para reclamar su traslado a España.

Compartir el artículo

stats