Un joven de 18 años, de nacionalidad argelina, y un menor se comportaron de forma violenta al ser sorprendidos robando un bolso a un cliente de un local del Paseo Marítimo de Palma. Uno de los ladrones propinó un cabezazo a un empleado que les había interceptado. Este tuvo que recibir puntos de sutura. La Policía Nacional ha detenido a los dos delincuentes por un presunto delito de robo con violencia y resistencia.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado viernes en un local de la avenida de Gabriel Roca de Palma. Dos jóvenes sustrajeron el bolso a un cliente en la terraza del establecimiento, pero el robo no pasó inadvertido. Los presentes se lo comunicaron de inmediato al personal del establecimiento.

A continuación los empleados del local iniciaron una persecución de los dos ladrones. Durante la escapada, uno de los malhechores que portaba el bolso recién sustraído lo tiró al mar al verse acorralado por sus perseguidores.

Una vez que los dos delincuentes habían sido interceptados y no tenían escapatoria, uno de los malhechores propinó un fuerte cabezazo en el rostro a un empleado en el transcurso de un forcejeo. Como consecuencia de la herida que le causó, tuvo que recibir puntos de sutura. No obstante los dos ladrones fueron retenidos para evitar que pudieran huir.

Patrullas de la Policía Nacional se personaron en el lugar, tras ser requeridos por los afectados. Los ladrones también forcejearon con los agentes. De hecho fueron detenidos por los presuntos delitos de robo con violencia y resistencia.