Dos hombres fueron condenados ayer a sendas penas de un año de prisión por falsear carnés de conducir de Colombia que utilizaban en Mallorca. Uno de los acusados vendió al otro, a cambio de 2.000 euros, dos permisos que consiguió en su país. Los documentos eran originales pero en ellos se había manipulado la fecha de validez y fueron utilizados al menos entre 2016 y abril de 2021.

Los hechos fueron descubiertos por una patrulla de la Policía Local de Palma durante un control de documentación a vehículos y conductores llevado a cabo en la calle Caracas. Los agentes descubrieron la falsificación y la Policía Nacional puso en marcha una investigación. Los dos acusados reconocieron los hechos durante el juicio celebrado ayer.