Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeros casos de pinchazos a mujeres en discotecas de Mallorca

Ninguna de las víctimas ha querido denunciar los hechos, pero la Guardia Civil los está investigando - En Ibiza también se han detectado tres casos en los últimos días

Imagen de archivo de un agente de la Guardia Civil.

La Guardia Civil de Baleares tiene conocimiento, de momento, de seis casos en los que seis mujeres han manifestado haber sufrido un pinchazo mientras se encontraban en el interior de un local de ocio nocturno, cuatro en Ibiza y dos en Mallorca. Del total, solo la mitad ha presentado denuncia. «Tres de ellas han interpuesto denuncia en Ibiza y las otras tres no han querido formularla, por lo que se han abierto diligencias de investigación de oficio para el esclarecimiento de los hechos», puntualizaron puentes de la OPC.

En cuanto a la posible motivación o intencionalidad de los autores de los pinchazos, actualmente se desconoce, especificaron, ya que «ninguna de las víctimas refiere haber sufrido un hecho delictivo posterior a la punción, ya sea un robo o de índole sexual». La Guardia Civil mantiene abierta una investigación para el esclarecimiento de los hechos.

Casos

«El sábado por la noche, después de trabajar, me fui con una amiga a pegarnos unos bailes. No creo que sea necesario especificar que no bebimos nada, pero sí, no bebimos nada. Sobre las dos de la mañana, bailando tranquilamente, noté el famoso pinchazo que está rondando por ahí. Tras el pinchazo avisé corriendo a mi amiga y me sacó a rastras de la discoteca». Es el mensaje que colgó Irene en una de sus redes sociales tras sufrir en primera persona un pinchazo en una discoteca de Ibiza.

Junto a su amiga, acudió directamente a avisar al personal de seguridad que, según relató, «fueron encantadoresen el trato para ser el primer caso que pasaba en esa discoteca». «No tardé ni un minuto en no sentir el cuerpo», lamentó la joven. «Estuve nueve horas inconsciente y con convulsiones. No podía mover nada de mi cuerpo. Solo balbuceaba y movía los ojos; el resto, nada. Estaba como un vegetal», añadió. Por último, lanzó un mensaje: «Chicas, no es una broma. Esto es muy serio. Si notáis un pinchazo (que os digo que se nota perfectamente), id corriendo a los de seguridad porque en menos de cinco minutos os desplomáis. Por suerte estoy bien y no me ha pasado nada más allá de las intenciones de ese pinchazo. ¡Cuidaos siempre!», concluyó.

Esta joven acudió al Hospital Can Misses de madrugada y ha denunciado los hechos ante la Policía Nacional, que ha remitido la denuncia a la Guardia Civil de Sant Antoni, al presentar la denuncia «fuera de término».

Ocio de Ibiza

Por su parte, desde la Asociación Ocio de Ibiza quisieron lanzar un mensaje de «tranquilidad» a la población al afirmar que «las salas de la isla son seguras porque existe mucho personal de seguridad», recalcó su gerente, José Luis Benítez. «Se está creando alarma social, pero los expertos dicen que con un simple pinchazo no da tiempo de inocular nada. Por eso, solo hay un caso a nivel nacional demostrado, otra cosa es que te peguen cualquier cosa que tuviera otra persona a la que habían pinchado antes», añadió.

En cuanto a por qué no se detectan las jeringuillas en los registros de entrada, Benítez señaló que «registrar es complicado». «Los vigilantes de seguridad miran el bolso y las mochilas y se pueden cachear los bolsillos con el reverso de la mano». Asimismo, dijo que los trabajadores de ocio nocturno están al tanto de la situación para actuar en cuanto reciban la noticia.

Compartir el artículo

stats