Los residentes apagaron las llamas en un depósito. La rápida reacción vecinal evitó ayer que varios contenedores ardieran por la tarde en Palma. El fuego asomaba en un depósito en la calle Biniali de es Rafal. Pese a llamar a Bombers de Palma, los mismos vecinos se apresuraron a sofocar las llamas antes de que cobraran mayores dimensiones.