Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La joven que mató a su esposo de una cuchillada en Murcia insiste en que fue un accidente

Sofía Elisabeth R., que se sienta el día 15 de julio en el banquillo, se ampara en un vídeo, grabado por el móvil del difunto, en el que se ve cómo, tras discutir en el rellano, él va tras ella a la cocina | "¡Para, suéltame la mano!", se escucha gritar a la mujer durante el forcejeo que acabó en muerte

Esteban y Sofía, en una imagen de sus redes; en pequeño, fotograma del vídeo que ella asegura que demuestra que la muerte fue accidental.

Sofía Elisabeth R., la joven que mató a su esposo de una cuchillada hace tres años en su casa de San Pedro del Pinatar (Murcia), y cuyo juicio comenzará la semana que viene en la Audiencia Provincial de Murcia, insiste en que todo fue un desgraciado accidente, algo que cree su abogado, el prestigioso penalista Fermín Guerrero, que defenderá la tesis del homicidio imprudente en la vista, que está previsto que se prolongue durante diez días, hasta tener el veredicto.

La Fiscalía pide para la procesada 15 años de cárcel. La acusación particular, 25. Fermín Guerrero mantiene la tesis del homicidio por imprudencia (por el que el anterior letrado de Sofía, el difunto Melecio Castaño, solicitaba seis meses entre rejas) y tiene previsto solicitar su puesta libertad, ya que se trató, reitera de "un homicidio fortuito". Algo que puede acreditar un vídeo del momentograbado por el móvil de la víctima, en el cual se ve una discusión de la pareja, primero en el relleno de la vivienda que compartían y luego ya dentro.

"En un momento determinado, ella se mete en la casa, pegando gritos, diciendo que se va a suicidar", detalla Guerrero, que remarca que «la intención de matarlo es nula". "¡Para, suéltame la mano!", se escucha gritar a la mujer, durante la discusión que acabó en muerte. El teléfono, al grabar, capta «un forcejeo entre ambos, unos segundos», hasta que "el móvil se cae y no hay nada".

Hace tres años, la joven fue detenida y mandada a la cárcel porque mató a su esposo, Esteban, de una cuchillada en la yugular. Algo que ella nunca ha negado que hizo (es más, el día de los hechos llamó ella misma a Emergencias para decirlo), pero que, insiste, no fue un crimen: fue un accidente.

"Ella no sabía ni que había muerto", destaca Guerrero. En el auto en el que decretaba la prisión provisional de la mujer, el juez apuntaba que la zona en la que se produjo el corte mortal (la yugular) no tenía pinta de ser un lugar donde un cuchillo acaba por accidente. Sofía Elisabeth, madre de dos hijos, alegó que ella estaba intentando autolesionarse con el cuchillo, que Esteban fue a impedírselo y que, en el forcejeo, el arma acabó en el cuello de él. Ocurría todo en un domicilio del barrio de Las Esperanzas del municipio de San Pedro del Pinatar.

El viernes 15 de julio tendrá lugar la selección del jurado popular que emitirá el veredicto en una vista en cuya primera sesión también se prevé escuchar la declaración de la acusada. La entrega del objeto del veredicto al tribunal popular se prevé para diez días después, el 25 de julio

Extraña a sus hijos

Mientras el día 15 llega, Sofía aguarda en una celda del penal de Campos del Río. Se encuentra "nerviosa", comenta su abogado. "pero está muy bien considerada dentro de la prisión". En este sentido, detalla que la mujer destaca por su "buen comportamiento", así como por la "asistencia a cursos constantes" mientras espera que salga su juicio.

La mujer siente que tiene «la vida destrozada», ya que, a la pérdida de su esposo, se une el pesar por llevar más de tres años (los que lleva encarcelada) sin poder ver a sus hijos, los cuales se encuentran residiendo con parientes de Esteban.

Por otro lado, se da la circunstancia de que Sofía Elisabeth está considerada víctima de violencia machista, relata su letrado, que indica que "ella en su momento denunció al marido, aunque retiró la denuncia". Cuando ingresó en prisión preventiva, "la evaluaron las trabajadoras sociales y la incluyeron en un programa para víctimas de violencia de género", concretó el penalista.

Compartir el artículo

stats