Cuatro contenedores destruidos y dos coches dañados en un incendio en Palma

El fuego, al parecer intencionado, comenzó a las cuatro de la madrugada en la calle Francesc Palou

Una vecina observa los contenedores destruidos por el incendio en la calle Fra Francesc Palou.

Una vecina observa los contenedores destruidos por el incendio en la calle Fra Francesc Palou. / Manu Mielniezuk

Marcos Ollés

Marcos Ollés

Otra noche de fuego en Palma. Un nuevo incendio de contenedores arrasó ayer de madrugada cuatro depósitos de basuras y causó daños en dos coches y un edificio cerca del Conservatori. Las llamas se extendieron con rapidez y todo apunta a que fueron provocadas de forma intencionada. Los bomberos consiguieron sofocarlas en pocos minutos. En lo que va de año se han registrado en la ciudad una decena de fuegos similares y la Policía Nacional está investigando su autoría.

Los hechos, según explicaron fuentes de los servicios de emergencias, ocurrieron al filo de las cuatro de la madrugada. Una batería de contenedores de basura situada en la esquina de las calles Alfons el Magnànim y Fra Francesc Palou empezó a arder y enseguida quedó envuelta en llamas. Los vecinos de la zona alertaron enseguida a los servicios de emergencias.

Al lugar acudieron dotaciones de bomberos y patrullas de la Policía. Pese a su rápida intervención, cuatro de los cinco depósitos de basuras quedaron reducidos a cenizas. El calor que generó el fuego provocó también daños en dos coches, un Dacia estacionado junto a los contenedores y un Dodge Avenger que estaba aparcado frente a ellos. Las altas temperaturas también derritieron las persianas de plástico del primer piso del edificio situado en el número 7 de la calle Fra Francesc Palou.

Uno de los coches dañados por el fuego. | MANU MIELNIEZUK

Uno de los coches dañados por el fuego. | MANU MIELNIEZUK / MARCOS OLLÉS. PALMA

Varios vecinos de la zona se mostraron intranquilos por la posible presencia de un pirómano en el barrio. «Es una lástima que no haya ninguna cámara de seguridad por aquí», lamentaba uno de ellos.

El de anoche fue al menos el décimo incendio de contenedores que se declara en Palma en los últimos cuatro meses. Todos se declararon de madrugada y causaron cuantiosos daños tanto en los propios depósitos como en coches y edificios colindantes. También se han registrado varios fuegos en coches, también de noche, en diversos puntos de la ciudad.