La Audiencia Provincial de Palma juzgará la semana que viene a a un auxiliar de enfermería acusado de violar a una anciana de 94 años en la residencia La Bonanova. La fiscalía le imputa un delito de abuso sexual y solicita que indemnice a la familia de la víctima con 30.000 euros.

Los hechos, según sostiene el ministerio público en su escrito de conclusiones provisionales, ocurrieron en la tarde del 31 de agosto de 2019. El procesado se dirigió a la habitación de una de las usuarias de la residencia, una anciana que estaba postrada en la cama debido a su incapacidad por demencia.

El trabajador, prevaliéndose de su condición de cuidador de la mujer y aprovechándose de su incapacidad para defenderse, le quitó el pañal con el pretexto de limpiarla y la penetró.

En ese momento fue sorprendido por una compañera de trabajo, que entró en el cuarto. El procesado le pidió que no dijera nada a nadie. La testigo acabó comunicando lo ocurrido a sus superiores, que presentaron una denuncia y apartaron de su puesto al acusado. El hombre fue detenido y estuvo nueve meses en prisión provisional hasta que quedó en libertad bajo fianza de 3.000 euros, según consta en el escrito.