Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los detenidos: bomberos voluntarios, no fumadores y «buenos chicos de pueblo»

Los detenidos: bomberos voluntarios, no fumadores y «buenos chicos de pueblo». Guillem Bosch

No fumadores, miembros del cuerpo de bomberos voluntarios, buenos chicos de pueblo: los trece veraneantes alemanes que ingresaron en prisión por provocar presuntamente un incendio en s’Arenal, en la Playa de Palma, son miembros de un club de bolos de vacaciones en Mallorca. Los jóvenes proceden de Renania del Norte-Westfalia y Baja Sajonia. En su propia descripción en las redes sociales, se definen como «chicos de pueblo». El objetivo de su club: pasárselo bien y celebrar.

En la red se pueden ver fotos de tardes de bolos, vacaciones de esquí, excursiones conjuntas, despedidas de soltero. Son imágenes que sugieren afinidades etílicas, pero no necesariamente potencial de disturbios. A los conocidos de los detenidos, que en su mayoría proceden de una población cercana a Münster, les resulta difícil conciliar estas imágenes con las de la destrucción en Mallorca.

«Todos ellos son chicos decentes», explicó a Mallorca Zeitung una mujer que conoce bien al grupo. Varios de ellos son incluso miembros del cuerpo de bomberos voluntarios. Que ella sepa, ninguno de ellos fuma.

Mientras tanto, los padres de los jóvenes manifestaron estar muy preocupados por el futuro inmediato de sus hijos, que el sábado por la noche ingresaron en la prisión de Palma por orden del juez. El hecho de que los acusados fueran conducidos al juzgado esposados «como si fueran delincuentes» es algo que también les cuesta digerir. Los padres están coordinándose entre ellos para ver cómo pueden ayudarles y organizar su asistencia legal.

Compartir el artículo

stats