Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prostitución

Patrulla en Palma contra la trata de ucranianas

Interpol alerta de proxenetas de Valencia que captan bajo engaños en Polonia a mujeres de ese país que huyen de la Guerra con Rusia para traerlas a la isla u La Policía Nacional vela que no haya ninguna de estas víctimas en clubes de alterne

11

Patrulla contra la trata de ucranianas Lorenzo Marina

Una información de Interpol alertaba de que proxenetas de Valencia se habían desplazado a Polonia para captar, bajo engaños, a mujeres ucranianas que huyen de la Guerra tras la invasión rusa. Las sospechas apuntan a que uno de los destinos de estas víctimas de trata con fines de explotación sexual puede ser Mallorca. Bajo esta premisa, los agentes de la Brigada de Extranjería de la Policía Nacional en Baleares extreman la vigilancia en clubes de alterne de Palma para que no haya mujeres forzadas a prostituirse.

Sobre las 23.00 horas del jueves, el inspector Chema Jiménez, jefe del Grupo IV de la Unidad Contra Redes de Inmigración y Falsedad (UCRIF) expone en la breve reunión previa las pautas de la patrulla nocturna. «Vamos a verificar en siete locales que no haya ninguna de estas mujeres», indica a los agentes. Palma y, sobre todo, la Playa de Palma acaparan la inspección.

«Hemos detectado en Mallorca mujeres que se anuncian como ucranianas. Al mirar su documentación hemos comrpobado que son rumanas o de otro país del Este, pero no de Ucrania», subraya el inspector Jiménez.

La primera incursión policial se hace en un club de alterne del barrio palmesano de Sant Agustí. En principio, ante la irrupción, se produce una pequeña desbandada. Luego, los agentes verifican sin problemas que los papeles de las mujeres están en regla.

La zona cero: la Playa de Palma

A continuación, los agentes se dirigen a la zona cero de los clubes de alterne de Palma: la Playa de Palma. Turistas eminentemente alemanes se han adentrado en estos locales. Los agentes comprueban la documentación de las mujeres que allí están y la de los clientes. Algunos de estos son interceptados cuando intentan salir del local apresuradamente.

Mujeres del Este y sudamericanas son el grueso de las prostitutas en estos locales. «Aunque nos hemos centrado en las ucranianas, si hay cualquier otra mujer objeto de trata lo perseguimos igualmente», subraya el inspector. Mientras, los agentes examinan los pasaportes minuciosamente de las mujeres una a una y estas se arremolinan en fila india. La patrulla policial prolonga su actuación hasta la madrugada. Pero el número de mujeres que se prostituye en estos locales aumentará en los próximos meses de forma pareja al número de turistas ávido de sexo de pago.

Compartir el artículo

stats