Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abusos a menores

La Fiscalía pide 42 años de prisión para un sacerdote de Córdoba por abusar de tres menores

Móviles de alta gama, ropa, zapatillas y dinero era lo que ofrecía el presunto autor de los hechos a cambio de sexo, por lo que se le acusa de abusos sexuales y prostitución

Exteriores de la Ciudad de la Justicia de Córdoba.

La Fiscalía pide 42 años de prisión para un sacerdote de la Subbética acusado de abusar sexualmente de tres menores en una localidad cordobesa. El caso se encuentra en manos de la Audiencia Provincial de Córdoba, como ya publicó este periódico, después de haber sido investigados por un juzgado de instrucción de Lucena. El Ministerio Fiscal, en su reciente calificación, acusa al autor de los hechos de tres delitos continuados de abusos sexuales y otros tres delitos continuados de prostituciónexplotación sexual captación de menores.

Los hechos, según pudo saber este periódico por fuentes consultadas, ocurrieron en 2018 en el entorno de una parroquia. Al parecer, como relata la Fiscalía, el acusado ofrecía regalos a las víctimas -todas ellas de edades inferiores a los 16 años- a cambio de sexo. Estos regalos iban desde móviles de alta gama, ropa o zapatillas deportivas hasta dinero en efectivo. Tras esto, el sacerdote practicaba tocamientos y felaciones a los menores. Y, en uno de los casos, llegó a ser penetrado por una de las víctimas. A uno de los chicos, incluso, lo invitó a su casa a comer y ver la televisión. Durante ese encuentro, comenzó a realizar tocamientos por encima de la ropa para, más tarde, acabar practicando sexo oral y ser penetrado por el menor.

"Aunque en principio fue el acusado el que les propuso a cada uno tener relaciones", escribe el Ministerio Fiscal, después, cuando las víctimas deseaban algún objeto de su interés o dinero, acudían en busca del autor, sabedores de que podían obtenerlo a través de esas relaciones sexuales. El acusado en ningún momento usó la fuerza física ni la intimidación, sino que se valió de esas artimañas.

Por lo tanto, considerando todos estos aspectos, el órgano judicial ha solicitado 10 años de prisión y un día por cada uno de los delitos de abuso, así como 10 años de libertad vigilada, su inhabilitación y 25 años de alejamiento e incomunicación con las víctimas. Por cada uno de los delitos de prostitución, la pena solicitada asciende a cuatro años y un día, además de cinco años de libertad vigilada.

Este caso fue conocido hace unos meses, aunque la investigación se remonta unos años atrás. Con motivo de la consulta realizada por la Fiscalía General del Estado para conocer los asuntos de abusos y agresiones sexuales a menores en la Iglesia, el 14 de febrero, la Fiscalía Superior de Andalucía informó de que existían cinco causas abiertas en Córdoba, Sevilla, Granada, Málaga y Ceuta.

Compartir el artículo

stats