Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El juez procesa a 37 miembros de una banda de carteristas que robó 12 millones en Mallorca

El magistrado imputa a los acusados, que tienen prohibido vivir en la isla, delitos de grupo criminal, hurto, estafa y receptación - La organización fue desmantelada por la Policía en agosto de 2020, tras una década actuando en zonas turísticas de la isla

Efectos intervenidos por la Policía a la banda de delincuentes desmantelada en agosto de 2020.

Un juez de Palma ha procesado a 37 miembros de una banda de carteristas que según los cálculos de la Policía logró un botín cercano a los 12 millones de euros con cientos de robos en toda Mallorca. Los sospechosos, detenidos en agosto de 2020 en una gran operación, están acusados de delitos de grupo criminal, hurto, estafa y receptación. Desde entonces, tienen prohibido residir en la isla como medida cautelar. El magistrado considera que existen abundantes indicios de criminalidad para llevar a juicio a los acusados. Otros seis sospechosos están huidos de la justicia y se han dictado contra ellos órdenes de búsqueda y detención.

El titular del juzgado de instrucción número 9 de Palma expone en el auto de procesamiento que los imputados formaban, «de manera consensuada y con reparto de tareas», una organización dedicada a cometer delitos, principalmente robos al descuido en enclaves turísticos de Mallorca. El juez desgrana numerosos hurtos cometidos por los procesados entre noviembre de 2019 y agosto de 2020 en diferentes puntos de la isla. La inmensa mayoría fueron al descuido, sin que las víctimas se dieran cuenta en ese momento de que les robaban el bolso o la cartera, en calles del centro de Palma, autobuses urbanos, parques acuáticos y localidades de gran afluencia turística como Alcúdia, Calivà, Andratx, Sóller y Valldemossa.

La investigación policial, abierta en aquella época tras recibir un aluvión de denuncias por hurtos, llevó a la Policía Nacional y a la Policía Local de Palma a iniciar una investigación conjunta que culminó a mediados de agosto de 2020 con la detención de 34 personas, casi todos de nacionalidad rumana, en una gran operativo con decenas de registros. Casi 150 agentes participaron en aquel despliegue.

Las pesquisas revelaron que la organización llevaba una década actuando en Mallorca con una actividad frenética. Los agentes detectaron que habían enviado a Rumanía 1,6 millones de euros y estimaron el botín obtenido en los últimos diez años en unos 12,5 millones. La Policía cifró en 4.000 euros el dinero logrado al mes por cada uno de los integrantes de la organización.

La banda no solo se dedicaba a robar bolsos y carteras, sino que también actuaba en tiendas de ropa donde sustraían gran cantidad de prendas. Según los investigadores, en ocasiones cometían los hurtos a la carta, apoderándose de productos que les habían solicitado desde su país para luego enviarlos mediante empresas de paquetería. Seis de los acusados estuvieron algunos meses en prisión provisional y todos ellos tienen prohibido vivir en Mallorca para evitar que sigan actuando.

Compartir el artículo

stats