La Policía Local de Alcúdia detuvo ayer a un conductor ebrio que se estrelló contra varios coches aparcados y agredió a los agentes. El sospechoso, que se negó a someterse a la prueba de alcoholemia, está acusado de delitos contra la seguridad vial, daños, resistencia y atentado

Los hechos ocurrieron hacia las cuatro de la madrugada en la calle Rivera Bagur, informó la Policía Local. Varios vecinos alertaron a los servicios de emergencias de que un coche circulaba de forma errática y estaba chocando con los vehículos estacionados.

La patrulla que acudió al lugar comprobó que el conductor presentaba evidentes síntomas de estar ebrio. El acusado se negó a practicar la prueba para comprobar su nivel de alcohol y arremetió contra los policías, por lo que fue detenido. Los agentes comprobaron que varios coches habían sufrido desperfectos.

Durante la madrugada, la Policía Local y la Guardia Civil llevaron a cabo un control conjunto en la localidad. Dos conductores fueron denunciados en este operativo tras dar positivo en los tests de alcoholemia.

Por otra parte, una ciclista resultó herida anteayer al sufrir una caída cuando circulaba con varias personas más en la carretera de Artà. El accidente se produjo hacia las diez y media de la mañana y la Policía Local de Alcúdia acudió al lugar, así como una ambulancia que trasladó a la víctima a un centro hospitalario.

En Ibiza, una conductora ebria se estrelló ayer, poco antes de las seis de la madrugada, contra un Ford Mustang aparcado en el paseo marítimo que, al ser desplazado, chocó a su vez contra un Hyundai Tucson y un BMW, informó la Policía Local.