Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menores

Condenado a 10 años de cárcel por abusos y agresiones a los dos hijos de su novia

La sentencia del Tribunal Supremo impone también dos años de prisión a la madre de los menores, que tenían entre tres y cinco años, por tolerar los malos tratos - Los dos niños vivían bajo «un clima de terror» y sufren secuelas «irreparables»

El hombre condenado, a las puertas de la Audiencia de Palma cuando se celebró el juicio. B. Ramon

Un hombre ha sido condenado a diez años de prisión por abusos sexuales y malos tratos a los dos hijos de su novia, que tenían entre tres y cinco años, en Palma. La sentencia, firme tras ser ratificada por el Tribunal Supremo, impone también dos años de cárcel a la mujer por tolerar las agresiones a sus hijos pero no considera probado que estuviera al corriente de los abusos. El fallo relata cómo el hombre propinaba golpes y puñetazos de forma habitual a los menores, que «vivían en un clima de terror» y sufren secuelas psíquicas «posiblemente irrecuperables».

Los hechos ocurrieron en el domicilio de Palma donde convivían la pareja con los dos hijos de ella. El hombre, según narra el fallo judicial, gritaba y agredía habitualmente a los niños, a los que daba puñetazos y golpes e incluso llegó a tirarlos al suelo. A consecuencia de estas agresiones, la niña sufrió una fractura en un brazo. El hombre ya fue condenado en 2016 por golpear al menor en la cabeza.

La pequeña no solo sufrió agresiones físicas a manos de su padrastro, sino que también fue víctima de abusos sexuales cuando tenía entre cuatro y cinco años. El hombre aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas para desnudarla y someterla a tocamientos y otras prácticas.

El caso salió a la luz cuando, en 2014, el colegio al que acudían los dos menores se puso en contacto con los servicios sociales. Los hermanos iban a clase mal aseados y mostraban síntomas de no recibir una alimentación adecuada. Un día, el niño llegó al centro educativo con un fuerte golpe en la cabeza, lo que propició la detención de la pareja y que el Consell de Mallorca asumiera la tutela de los dos menores.

La sentencia destaca el miedo que tenían los niños, sumidos «en un clima de terror» por las agresiones y los abusos sexuales que sufrían. El fallo judicial considera probado que la madre estaba al corriente de los malos tratos físicos que su pareja infligía a sus hijos y que estaba presente en muchas de las agresiones sin hacer nada por impedirlas. En cambio, considera que no está acreditado que fuera consciente de que su compañero abusaba de la niña.

Los dos procesados negaron todas las acusaciones durante el juicio, pero el tribunal considera que el relato de las víctimas, junto a otras evidencias, es suficiente para considerar probados los hechos. Los niños relataron ante los magistrados de forma detallada numerosas agresiones y episodios de abusos sexuales. Además, los especialistas del Consell que los han tratado señalaron en un informe que la niña tenía un comportamiento sexualizado impropio de su edad y que el niño mostraba una conducta muy agresiva, hechos que atribuyen a las situaciones vividas en su casa.

La sentencia explica que ambos presentan importantes secuelas psicológicas por las que han precisado largos tratamientos. Señala que los dos niños están «muy dañados» y que «con mucha probabilidad» nunca llegarán a recuperarse completamente.

El Tribunal Supremo, como determinó la Audiencia Provincial de Palma, considera al hombre autor de un delito continuado de abuso sexual y otro de maltrato habitual, por los que le impone una pena de diez años de prisión. La madre, en cambio, es condenada como responsable del delito de malos tratos en la modalidad de comisión por omisión, es decir, por no impedirlo. La sentencia, contra la que ya no cabe recurso, ordena a los procesados indemnizar a los niños con 40.000 euros y retira a la mujer la patria potestad durante cuatro años.

Compartir el artículo

stats