Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prisión para dos de los detenidos por el espionaje a una mujer en Mallorca

La jueza encarcela a uno de los cuatro guardias civiles y al responsable de una empresa de seguridad por el seguimiento y las vigilancias - El expresidente de Panamá y otras cuatro personas, investigadas por su implicación

Los cuatro guardias civiles detenidos por el espionaje a una mujer en Mallorca pasan a disposición judicial

Los cuatro guardias civiles detenidos por el espionaje a una mujer en Mallorca pasan a disposición judicial G. Bosch

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Los cuatro guardias civiles detenidos por el espionaje a una mujer en Mallorca pasan a disposición judicial Marcos Ollés

La jueza ordenó anoche el ingreso en prisión de dos de los seis detenidos -cuatro de ellos agentes de la Guardia Civil- por el caso de espionaje y acoso a una mujer en Mallorca por encargo del expresidente de Panamá Ricardo Martinelli. El resto quedaron en libertad con retirada de pasaporte y comparecencias periódicas. En la causa, bautizada como Operación Pantera, están siendo investigadas otras cinco personas, entre ellas el exmandatario centroamericano, por delitos de organización criminal, descubrimiento y revelación de secretos y coacciones. Los dos encarcelados son uno de los agentes del instituto armado y el propietario de Group Kougar, una supuesta empresa de seguridad a través de la cual se llevaron a cabo los seguimientos y vigilancias aparentemente ilegales a la víctima durante el verano de 2020 en la isla.

Los investigadores de Asuntos Internos del instituto armado han encontrado indicios de que los agentes utilizaron recursos de la Guardia Civil para llevar a cabo el espionaje. Entre ellos, el uso de una placa policial por parte de uno de los acusados para acceder a un complejo residencial privado en el que se encontraba la víctima. Uno de los guardias habría mostrado su identificación ante un vigilante de seguridad para conseguir acceder al edificio. Se han detectado posibles accesos irregulares a bases de datos de la Guardia Civil para recabar información sobre la perjudicada, otras personas y sus vehículos, así como el uso de dispositivos de localización utilizados ilegalmente.

La implicación del expresidente panameño Ricardo Martinelli en el caso queda patente, según los informes policiales, por las conversaciones del grupo de WhastApp creado para el espionaje. En estas conversaciones, el político da instrucciones directas y aporta información sobre los lugares en los que los participantes en el operativo podían encontrar a la mujer, con quien mantenía una relación íntima y cuyos movimientos quería controlar prácticamente en directo. En este chat, los agentes de la Guardia Civil le explicaban con quién se relacionaba y le enviaban fotografías y vídeos de la víctima.

Los seis hombres que fueron detenidos el lunes por su implicación en el caso -cuatro guardias civiles y dos personas vinculadas a la empresa de seguridad- fueron puestos ayer por la mañana a disposición del juzgado de instrucción número 2 de Palma, encargado de la investigación y que se encontraba de guardia.

Los detenidos fueron conducidos ayer por la mañana al juzgado de guardia de Palma entre grandes medidas de seguridad. | GUILLEM BOSCH Guillem Bosch

Dos de los sospechosos se acogieron a su derecho a no declarar. Los cuatro que prestaron declaración alegaron que realizaban funciones de seguridad y escolta de la propia denunciante y negaron haber cometido actos ilegales. Según explicaron, todo era un encargo de Ricardo Martinelli, en quien descargaron la responsabilidad de los dispositivos de vigilancia llevados a cabo durante el verano de 2020. Además, apuntaron a la difusión en televisión de unas imágenes de la mujer junto a un conocido empresario, tomadas en un yate en Mallorca y de las que negaron la autoría, como detonante de la denuncia de la perjudicada.

Además de los seis detenidos, la Guardia Civil investiga por este caso a otras cinco personas, entre ellas el propio Martinelli, informó el instituto armado.

Compartir el artículo

stats