Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

Cuatro acusados aceptan condenas por la muerte de un obrero en Palma

Acatan penas de un año y ocho meses de cárcel por la caída de la víctima desde un quinto piso - Otros dos sospechos niegan su implicación en el siniestro laboral

Los seis acusados, ayer durante el juicio en un juzgado de lo penal de Palma.

Cuatro responsables de una obra en la que un trabajador murió al caer de un quinto piso en Palma admitieron su responsabilidad en el accidente tras pactar condenas de un año y ocho meses de prisión con la fiscal. Estos acusados reconocieron en el juicio que la víctima no tenía contrato ni medidas de seguridad cuando se precipitó por el hueco de un ascensor desde 15 metros de altura. Otros dos sospechosos rechazaron cualquier vinculación con el siniestro y sus abogados reclaman la absolución.

Los implicados son dos arquitectos, el director de la obra, el responsable de la prevención de riesgos y los administradores de las dos empresas que llevaban a cabo la reforma de un edificio de cinco alturas en la calle Mà de Moro, en el casco antiguo de Palma. El 13 de febrero de 2018 un obrero de 41 años estaba retirando escombros en la última planta cuando se precipitó al vacío por el hueco del ascensor. Murió horas después en Son Espases.

La investigación de la Policía reveló que el agujero solo estaba protegido con unos tablones de madera y unos soportes deteriorados y que los trabajadores no tenían arneses ni líneas de vida. El trabajador fallecido no tenía contrato ni estaba dado de alta en la Seguridad Social, trámites que se llevaron a cabo tras el siniestro en un intento de ocultar su situación. Varios trabajadores confirmaron que en la obra se incumplían de manera flagrante las medidas de seguridad.

Aunque ninguno de los seis acusados se responsabilizó abiertamente de las graves irregularidades detectadas, cuatro de los implicados se declararon culpables de delitos de homicidio imprudente y contra los derechos de los trabajadores. La fiscal y sus letrados han pactado penas de un año y ocho meses de prisión por estos delitos. En cambio, uno de los arquitectos y el recurso preventivo rechazaron cualquier tipo de responsabilidad en el siniestro mortal, aunque admitieron «fallos en la obra». La fiscal reclama para ellos condenas de dos años y medio de cárcel.

Compartir el artículo

stats