Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden 6 años de cárcel al marido de Catalina Soler por arrollar a dos turistas con una lancha

Las víctimas sufrieron amputaciones de brazos y piernas mientras buceaban en julio de 2018 en aguas de es Trenc - El fiscal sostiene que navegaba a velocidad excesiva y reclama que indemnice a los perjudicados con dos millones de euros

Agentes de la Guardia Civil, en la zona donde se produjo el accidente en julio de 2018. DM

La fiscalía solicita una condena de seis años de cárcel para el marido de la política del PP Catalina Soler por arrollar con una lancha en es Trenc a dos buceadores que sufrieron amputaciones en brazos y piernas. La acusación pública sostiene que el hombre, agente de la Policía Local de Felanitx, navegaba a una velocidad excesiva y le imputa dos delitos de lesiones imprudentes. Además, solicita que indemnice a los perjudicados, turistas alemanes de 20 y 26 años, con un total de dos millones de euros por las gravísimas lesiones causadas y las secuelas que sufren. Las víctimas, que ejercen la acusación particular en el proceso judicial, elevan su petición de condena a siete años de prisión.

Los hechos ocurrieron hacia las ocho de la tarde del 27 de julio de 2018 frente a la playa de es Trenc, en la Colònia de Sant Jordi, a unos 300 metros de la costa. Catalina Soler y su marido navegaban por la zona a bordo de una lancha patroneada por el hombre. Según las acusaciones, la embarcación pasó «imprudente y temerariamente» por una zona en la que había «multitud de embarcaciones fondeadas y personas nadando alrededor». La lancha iba a 20 nudos -unos 37 kilómetros por hora-, velocidad que califican de «inadecuada a las circunstancias y con infracciones de las buenas prácticas marineras».

En el lugar se encontraban dos amigos alemanes de 20 y 26 años que estaban de vacaciones en Mallorca y buceaban con la ayuda de un artilugio propulsor de color amarillo chillón junto a la popa de una embarcación en la que pasaban el día como invitados.

La lancha pasó por encima de los dos turistas, que según las acusaciones se encontraban en la superficie. La hélice les causó lesiones muy graves y ambos quedaron malheridos en el mar.

Soler y su marido rescataron a una de las víctimas, según la información que trascendió entonces, y tras alertar a los servicios de emergencias la llevaron hasta la playa del Marqués mientras recibían instrucciones por teléfono del 061. El herido presentaba un corte muy profundo en una pierna y fue trasladado de urgencia a Son Espases. Los médicos no pudieron salvarle la extremidad y tuvieron que amputársela.

Varios minutos después del traslado de esta víctima se supo que la lancha había arrollado a otra persona. Este perjudicado había sufrido la amputación de un brazo a la altura del hombro y la misma lancha fue a por él y lo llevó a tierra. La Guardia Civil consiguió encontrar la extremidad en el agua al día siguiente, pero no se le pudo reimplantar.

Alegaron que no les vieron

La Guardia Civil abrió una investigación para esclarecer los hechos y tomó declaración a Catalina Soler y su marido. Según explicaron, no vieron a las víctimas porque estas estaban buceando y no habían colocado ninguna boya ni otras señales para marcar su posición.

La fiscalía y la acusación particular consideran al marido de Catalina Soler autor de dos delitos de lesiones por imprudencia grave. El ministerio público reclama para el hombre sendas penas de tres años de prisión por cada uno de ellos y que indemnice a las víctimas con 1.446.000 y 600.000 euros respectivamente por las graves lesiones y secuelas que les causó al arrollarlas con la lancha. Los perjudicados, por su parte, reclaman penas que suman siete años de cárcel para el sospechoso por los mismos delitos.

Un juzgado de lo penal de Palma ha señalado ya una vista previa del caso para que las partes comuniquen si han alcanzado un acuerdo que evite el juicio.

Compartir el artículo

stats