Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

TRAGEDIA EN FORMENTERA

El hijo del hombre que disparó a su nieto y su nuera en Formentera: "Mi padre era un capullo y un defraudador"

La familia interpuso una denuncia en diciembre de 2021 después de que el suicida atacara a su mujer armado con un hacha | El agresor se mudó en 2019 a Formentera para instalarse enfrente de la casa de su hijo, nuera y nietos para vigilarles

A la derecha, la vivienda de la familia en Can Miquel Martí.

"Mi hijo está en el quirófano y le están sacando dos balas de las piernas, pero se va a recuperar". Estas fueron las primeras palabras de Mike Bringewald, padre y marido de las víctimas de la agresión que protagonizó ayer en Formentera su progenitor con una pistola, con la que luego se suicidó. A pesar de la traumática situación familiar, no dudó en permitir hacer pública la conversación que mantuvo con Diario de Ibiza, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico

"Mi mujer tiene solo un rasguño porque le rozó una bala, pero no es nada grave", relató. Aunque matiza que "está muy afectada, porque le ha puesto la pistola en la cabeza y la quería matar".

Según describe, toda la escena fue presenciada por su hijo pequeño (11 años), que se encontraba con su madre en el interior del vehículo a punto de salir hacia el colegio. "Mi mujer, María, le suplicó que no la matara delante de nuestro hijo", desvela, y narra que salió del vehículo para calmar a su suegro. En ese momento y ante el las voces de su abuelo, su hijo mayor, de 22 años, que estaba estudiando en el interior de la vivienda, salió en defensa de su madre.

Según su relato, su hijo mayor, herido de bala, optó primero por tranquilizar al abuelo: "Intentó separarlo para hablar tranquilamente con él pero entonces volvió a levantar la pistola hacia María para pegarle un tiro. Fue cuando se lanzó hacia él y le empujó. Mi padre cayó al suelo y desde allí le disparó dos tiros a las piernas".

El menor le avisó desde el coche

Entonces su mujer salió corriendo y su suegro empezó a perseguirla. Mientras, su hijo menor, todavía dentro del coche, cogió el teléfono de su madre y le llamó: "Yo estaba trabajando en es Pujols, vine enseguida. Llamé al 112 y cuando llegué a casa María y los niños ya se habían refugiado en casa de una vecina. Luego escuché un tiro que debió ser con el que [su padre] se suicidó".

Sobre la motivación que pudo llevar a este hombre de 83 años a cometer semejante agresión, apunta a una serie de pleitos judiciales: "Mi padre y yo estábamos en juicios desde hace ocho años porque defraudó, con poderes míos y de mi mujer, una serie de terrenos en Alemania y en España, pero al final hemos ganado todos los juicios y él se quedó sin nada, nada. Y entonces buscó una culpable que, para él, era María".

Al preguntarle sobre el carácter de su padre, admite a pesar de todo que era un hombre cordial y afable, pero con matices: "En teoría era sociable, tenía amigos a los que defraudó y a los que robó pero también tenía otros que estaban encantados con él". Sin embargo, Bringewald subraya: "Me he dado cuenta de que es un capullo y un defraudador, aunque sea duro admitirlo como hijo".

Bringewald recordó además un episodio de agresión que sufrió su mujer, María, a manos de su padre las pasadas Navidades en un camino cercano al domicilio familiar, donde se produjo ayer la agresión múltiple: "El día 23 de diciembre la atacó con un hacha y le rompió los cristales del coche. María salió corriendo por la puerta y se escondió en el bosque".

En ese momento, explica que se encontraba muy cerca del lugar, desde donde le llamó su mujer alertándole de la agresión: "Llegué enseguida, bloqueé el coche de mi padre y llamamos a la Guardia Civil".

Interpusieron una denuncia pidiendo una orden de alejamiento que finalmente no fue admitida. Mike afirma que su relación con su progenitor era "inexistente" y que sólo se trataban "a través de abogados".

Al final, el agresor y suicida se instaló en 2019 en una casa situada enfrente de la suya, desde donde vigilaba todos los movimientos de la familia.

Compartir el artículo

stats