Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intento de agresión

Detenido por intentar apuñalar a un hombre en Palma por una deuda de 14.000 euros

Tras mantener una discusión por el dinero, el deudor sacó unas tijeras de trabajo y atacó a la víctima, que lo esquivó

Agentes de la Policía Nacional arrestaron al presunto agresor. | DM

Una supuesta deuda de 14.000 euros motivó un intento de agresión con unas tijeras de trabajo por la que fue detenido el pasado sábado un ciudadano colombiano de 54 años en el aparcamiento de un centro comercial del polígono de Son Morro, en Palma. El hombre presuntamente trató de apuñalar a un hombre que le reclamaba el dinero. La víctima pudo esquivar el golpe, que le agujereó la chaqueta. Un vigilante de seguridad del centro comercial consiguió separarlos y avisó a la Policía, que arrestó al presunto agresor.

Los hechos, según informan fuentes de la Policía Nacional, ocurrieron sobre las nueve de la mañana del pasado sábado, en el aparcamiento de un centro comercial ubicado en el polígono de Son Morro, en Palma.

Al parecer se encontraron por casualidad en el recinto dos hombres y uno de ellos le reclamó al otro una supuesta deuda que tienen pendiente, de unos 14.000 euros.

Comenzó entonces una discusión que fue subiendo de tono, hasta que el deudor sacó unas tijeras de trabajo que llevaba en el cinturón y trató de apuñalar con ellas al otro hombre.

La víctima dio un paso atrás y pudo esquivar el golpe, que le pasó muy cerca, ya que le perforó la chaqueta. El altercado fue presenciado por uno de los vigilantes de seguridad privada del recinto, que acudió a toda prisa y logró separar a los contendientes y avisar a la Policía.

Cuando llegó una patrulla al lugar, se encontró a los dos hombres separados y más calmados. Los agentes se entrevistaron con los implicados para tratar de averiguar lo que había pasado.

La víctima relató que había sufrido un intento de agresión por parte de un hombre, después de que le reclamase una deuda que tenía con él, de 14.000 euros.

Tras tomar una primera manifestación de los dos hombres y al vigilante de seguridad, y al ver el agujero que presentaba la chaqueta de la víctima, los policías procedieron a la detención del presunto agresor, como autor de un delito de lesiones en grado de tentativa.

Los policías se incautaron del arma utilizada, que resultó ser unas tijeras de trabajo con las puntas afiladas.

El presunto agresor fue trasladado a la Jefatura de la Policía, donde estaba previsto que se le tomara declaración antes de ser puesto a disposición judicial.

Compartir el artículo

stats