Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenidos dos migrantes llegados en patera por dar un tirón a un bolso

El juez les dejó en libertad con orden de alejamiento de la Estación Marítima de Palma

Los dos migrantes salen, ayer, en libertad tras ser detenidos por el intento de robo de un bolso.

Dos migrantes argelinos, llegados estos días en patera a Mallorca desde su país, fueron detenidos por la Policía Nacional por intentar robar el bolso a una empleada de la naviera Baleària. Los arrestados fueron puestos ayer a disposición judicial y el juez de guardia les dejó en libertad con una orden de alejamiento, como medida cautelar, de la Estación Marítima de Palma.

Los dos jóvenes magrebíes, de 20 y 21 años, fueron detenidos después de intentar sustraer el bolso de un tirón a una empleada dicha compañía naviera. La afectada se lo impidió y agentes de la Policía Nacional les detuvieron poco después por un presunto delito de tentativa de robo con violencia.

Durante su comparecencia judicial, los detenidos argumentaron, asistidos por un intérprete de árabe, que su única intención era conseguir el dinero suficiente para comprar un billete de barco y salir de Mallorca. También hicieron hincapié en que no pretendían permanecer mucho tiempo en la isla y recalcaron que su principal temor era que les enviaran de vuelta a su país: Argelia.

Al ser llevados a los juzgados de Vía Alemania, los jóvenes migrantes vestían aún las sudaderas azules que les habían proporcionado apenas unos días antes las asistencias de la Cruz Roja. También portaban la mochila del mismo color.

Estos dos jóvenes argelinos fueron interceptados esta semana en una patera en las inmediaciones de Cabrera. Ambos se disponían a entrar, junto con otros compatriotas, de manera irregular en España. El radar del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) detectó la pequeña embarcación. Salvamento Marítimo y una patrullera de la Guardia Civil acudieron al lugar y se hicieron cargo de estas personas.

La ruta de Cabrera

Tras ser atendidos en el Dique del Oeste por los voluntarios de la Cruz Roja y después de comprobar que no tenían coronavirus ni ninguna otra enfermedad, los migrantes fueron conducidos a la Jefatura de Policía Nacional, en la calle Simó Ballester, para ser identificados por los agentes de la Brigada de Extranjería.

Allí permanecieron hasta su puesta a disposición judicial. Una vez que fueron conducidos a los juzgados, el juez comprobó que no había plaza disponible en ningún Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Península y decretó su puesta en libertad. Unos días después han vuelto a la sede judicial, pero en esta ocasión se les acusaba de un delito de tentativa de robo con violencia.

Desde que empezara el año 2022, Balears ha registrado un auténtico aluvión de pateras, más de una decena, llegadas desde la costa de Argelia. La ruta más utilizada por los migrantes irregulares ha sido a través de Cabrera.

Compartir el artículo

stats