Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana Negra

La policía local recuerda a un agente herido

La Policía Local de Palma ha felicitado la Navidad con la imagen del agente del Grup d’Actuació Preventiva (GAP), que fue gravemente herido tras ser atropellado por una moto el pasado 11 de diciembre frente a Son Moix. El funcionario formaba parte del dispositivo de seguridad durante el partido de fútbol entre el Mallorca y el Celta, y fue arrollado por un motorista que iba drogado sin seguro y sin ITV. El agente sufrió graves lesiones, “se está recuperando bien y, con sus fuerzas, volverá a estar de uniforme en poco tiempo. Un abrazo a él y a todos sus seres queridos. A toda la familia policial y a todos los ciudadanos. ¡Felices fiestas y un mejor año 2022!”, reza la felicitación navideña policial en las redes sociales a los ciudadanos, al tiempo que insufla ánimos al compañero herido en acto de servicio.

Condenado por robar doce euros en cosméticos

Una mujer de 53 años se sentó el miércoles en el banquillo de los acusados de los Juzgado de Vía Alemania por intentar robar tres cosméticos valorados en 12 euros de un supermercado de la calle Manacor de Palma. Al ser descubierta, la ladrona forcejeó con el vigilante y fue detenida luego por la Policía. Tras la petición inicial de la fiscal de 6 meses de prisión, la vista se saldó con una multa y con una indemnización al vigilante de 175 euros. También se le impuso una orden de alejamiento de un año de dicho establecimiento. Eso sí, a la procesada se le advirtió de que si volvía a este super durante el tiempo establecido de prohibición incurriría en otro delito, quebrantamiento del mandamiento judicial, que le podría acarrear su ingreso en la cárcel.

Recogida de firmas contra las cacas de perro

Iris tiene nueve años y vive cerca del parque Wifi de Palma. Harta de esquivar excrementos de perro, ha puesto en marcha una iniciativa para tratar de concienciar a los dueños de los perros para que no ensucien la ciudad. Así que ha decidido colgar un cartel en una farola que hay camino del colegio para recoger firmas de protesta. Había pensado dejar un boli junto al cartel, aunque se dio cuenta de que probablemente no duraría mucho...

Un coche a una velocidad sospechosamente lenta 

Una noche de la semana pasada, sobre las once, un agente de la Policía Local de Santa Margalida que volvía a su casa se encuentra con una caravana de vehículos que circulaba a una velocidad anormalmente baja. Cuando les adelanta comprueba que el primero de la fila era un coche que avanzaba a unos 20 kilómetros por hora. A veces frenaba en seco y otras invadía el carril contrario, provocando situaciones de riesgo. El policía le intercepta y observa que la conductora, una mujer de 65 años, iba tan ebria que apenas podía articular palabra. La Guardia Civil de Tráfico se hizo cargo de la señora.

Compartir el artículo

stats