Un individuo ha sido imputado por la Policía Local de Palma tras negarse a someterse a las prueba de alcoholemia después de un accidente de tráfico con varias personas heridas en el Camí de Jesús, a la altura del polígono de Son Valentí. Una mujer sufrió también heridas graves en un accidente de patinete en la Plaza de España.

El accidente de coche ocurrió a las 05:10 horas del día 19 de diciembre , a la altura del número 8 del Camí de Jesús. La Policía Local fue requerida porque al parecer un vehículo había chocado contra una farola y había personas atrapadas en el interior. Personados en el lugar, los agentes observaron que efectivamente un turismo había impactado contra una farola que se encontraba tumbada sobre la acera, así como que había restos de vehículo esparcidos por la calzada. El vehículo implicado era un turismo de la marca Toyota, modelo Corolla. Este vehículo había impactado contra la farola antes descrita, tumbándola en un tramo de calzada recto, llano, limpio y perfectamente iluminado.

En el interior del vehículo se encontraba un ocupante situado en el asiento trasero derecho que no podía moverse ya que presentaba fractura de tibia en una de sus piernas y una herida muy sangrante en la mandíbula, Posteriormente, los informes médicos detallaron que sufría una fractura de la tibia de la pierna derecha y fractura de mandíbula. Los ocupantes de los asientos delanteros se encontraban fuera del vehículo.

Al interpelar a todos los ocupantes respecto a quien era el conductor del vehículo en cuestión, los heridos no contestaron a dicha pregunta y dirigieron su mirada hacía el otro ocupante, que indicó, de manera nerviosa y repetitiva, que el conductor era uno de los ocupantes, que estaba en el asiento trasero, quien a su vez lo negó. Los agentes comprobaron que esta persona no podía moverse a causa de sus heridas, mientras que en los airbags delanteros no había manchas de sangre, por lo que sospecharon que el hombre que estaba ileso era el conductor y estaba mintiendo.

Al entablar conversación con él, los agentes se percataron además de que desprendía olor a alcohol y le notaron indicios suficientes para suponer que podía encontrarse bajo la influencia de los efectos ocasionados por la ingesta de bebidas alcohólicas. Así, le requirieron para efectuar la prueba de detección de bebidas alcohólicas; pero se negó, deteniendo el soplido de manera voluntaria y mostrando una conducta agresiva y desafiante hacia los policías.

El hombre efectuó tres pruebas consecutivas con resultado de defecto de soplo y ciclo no valido.

Finalmente los comparecientes le informaron. de su presunta implicación en delitos contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y por negativa a someterse a las pruebas.

En otro accidente ocurrido el pasado día 16, una mujer resultó gravemente herida al caer mientras iba en patinete por la Plaza de España. Los hechos ocurrieron a las siete y media de la tarde. Agentes de la Policía Local de Palma fueron requeridos por varios ciudadanos informando de una mujer que ha tenido una caída con un patinete y se encuentra gravemente herida en Plaza España, enfrente de la estatua de Jaume I.

Personados en el lugar los agentes observan la gravedad de la lesión teniendo fractura en la pierna izquierda, se da aviso para que comisione una ambulancia, una vez en el lugar le administran calmantes y la trasladan al Hospital Son Llàtzer. Se persona el marido de la víctima haciéndose cargo de los enseres personales. La víctima iba circulando por zona peatonal, fuera del carril bici.

La Policía Local de Palma intervino en otro accidente el pasado día 15 a las diez de la noche, frente a la Estación Intermodal. Agentes de la Policía Local de Palma requeridos por varios ciudadanos por accidente de circulación con dos vehículos implicados.

Al llegar al lugar de los hechos los agentes observaron una mujer con actitud colaboradora y un hombre de actitud inquieta y desafiante. Los agentes actuantes resaltan que el conductor presentaba un aspecto físico evidente de hallarse bajo la influencia de algún tipo de sustancia estupefaciente o droga tóxica análoga e incompatible con la conducción.

Se procedió a identificar a ambos conductores. La mujer accedió a la solicitud pero el varón mostraba cierta agresividad hacia los agentes al tiempo de exclamar improperios. Se solicitó presencia de una dotación de la Unidad de Accidentes para hacerse cargo de la documentación de todo lo relativo al accidente ocurrido y procediendo al protocolo de actuación policial en estos casos (prueba orientativa de detección de alcohólica). La mujer accedió y el hombre seguía en la misma actitud de desaprobación por la intervención policial, siguiendo con los improperios.

El varón se hallaba indocumentado y, accediendo los agentes a la base de datos policial, constan numerosos incidentes protagonizados por el mismo.

Se hace constar que el hombre presenta una condición física muy mermada, una clara conflictividad y por tanto peligrosidad para el resto de usuarios y, la consecuente influencia peligrosa conduciendo. Por todo lo expuesto solicitan valorar e iniciar la suspensión y pérdida de vigencia de su permiso de conducir.