Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres detenidos con mil plantas de marihuana cultivadas en chalés okupados de Marratxí

Estos tres inmuebles okupados abastecían de cannabis sativa los puntos de venta de droga de Son Banya, Corea y Son Roca

5

Narcotráfico en Mallorca: Registro de un chalet okupado en es Pinaret

Tres chalés okupados de sa Cabaneta, es Pinaret y Pòrtol abastecían de marihuana los principales puntos de venta de droga de Son Banya, Corea y Son Roca. La Policía Nacional detuvo ayer a tres presuntos narcotraficantes, todos ellos miembros de una misma familia, por un presunto delito contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico. Los cultivos intensivos de esta sustancia estupefaciente se alimentaban con enganches ilegales a la red eléctrica. Casi un millar de ejemplares de cannabis sativa, repartidos en cuatro plantaciones, fueron desmantelados.

A primera hora de la mañana de ayer, agentes del Grupo II de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional se desplegaron por estos inmuebles. El comportamiento de estos presuntos narcotraficantes, residentes en estos chalés okupados, distaba de pasar inadvertido. Muy al contrario se trataba de individuos extremadamente conflictivos que habían provocado el hartazgo generalizado en el vecindario.

Un técnico de Gesa desmantela un enganche ilegal. | L.MARINA

Este clan familiar obtenía ingentes beneficios económicos gracias a este cultivo intensivo de marihuana a coste cero. Así estos traficantes okupaban inmuebles y luego realizaban enganches ilegales a la red eléctrica para favorecer su rápido crecimiento. De hecho, el consumo desmesurado de electricidad fue revelador de que en dichos inmuebles se podría haber instalado grandes plantaciones. Así, técnicos de Gesa acudieron ayer para desmantelar estas conexiones irregulares de las que se nutrían para mantener activo el negocio.

La hostilidad permanente con los residentes de las viviendas circundantes convirtieron la normal convivencia en insostenible. Muchos vecinos ya denunciaron a estos individuos por su permanente conflictividad.

Pistolas de fogueo

En algunos de los inmuebles desmantelados ayer los investigadores detectaron la existencia de sistemas de seguridad ficticios como elementos disuasorios para evitar la posible entrada de intrusos o potenciales ladrones de la sustancia estupefacientes. Entre estos se encontraban falsas cámaras de videovigilancia, sin capacidad alguna para grabar imágenes. Los agentes también hallaron una pistola de fogueo y un machete.

Una agente en una plantación de marihuana de un chalé.

Durante la detención de los principales traficantes de marihuana, los familiares que permanecían en el inmueble okupado dedicaron toda suerte de improperios a los agentes por la detención.

Con esta actuación policial, el suministro de grandes cantidades de marihuana a los puntos de venta de droga de Son Banya, Corea y Son Roca quedó abruptamente interrumpido. Máxime cuando estos inmuebles okupados se habían habilitado para la producción continúa de cannabis sativa y el crecimiento de las plantas se hacía en tiempo récord.

Compartir el artículo

stats