Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

La subdirectora cesada de la cárcel de Villena: "Me agredieron al salir de casa"

La detenida por simulación de delito mantiene su denuncia y niega que se autoenviara mensajes amenazantes, como sostiene la Guardia Civil

La prisión de Villena, en Alicante.

La ya exsubdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena, cesada por Instituciones Penitenciarias tras su detención el pasado miércoles por denuncia falsa y por simular una agresión en Benidorm, manifestó ayer a este diario que mantiene su denuncia inicial presentada el pasado septiembre y reitera que "fui atacada al salir de mi casa" por cuatro o cinco personas.

Pese a la acusación de la Guardia Civil de inventarse la agresión y de autoenviarse los mensajes de WhatsApp amenazantes recibidos en un móvil cuya sustracción denunció, la funcionaria precisa que no es verdad que ella misma se mandara las amenazas.

Por contra, la Guardia Civil ha averiguado que el teléfono móvil desde el que se mandaron los mensajes es de la funcionaria investigada y el estudio del posicionamiento de este terminal y del suyo, donde recibió los whatsapp, los sitúan en el entorno de una misma antena de Benidorm, que está próxima al domicilio de la exsubdirectora. A pesar de estos indicios evidentes de la manipulación, la exsubdirectora niega, en declaraciones a este diario, que hubiese reconocido la autoría de dicha falsedad tras su arresto.

De hecho, asegura que se acogió a su derecho a no declarar tras su detención formal y quedó en libertad con cargos. Sobre el hecho de que los dos móviles los sitúe la Guardia Civil en su domicilio únicamente señala que "no tiene explicación".

La exsubdirectora del centro penitenciario de Villena, que estaba en comisión de servicio y tras su destitución deberá volver a su destino en la prisión gallega de Teixeiro, puntualizó además que "yo nunca dije que me atacaron encapuchados, eso se puede ver en la denuncia". Sin embargo, cuando denunció los hechos la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias difundió un comunicado donde afirmaba que "cinco o seis individuos encapuchados la rodearon y amedrentaron".

La detención de la subdirectora de seguridad provocó este jueves numerosas reacciones de sindicatos y asociaciones ante lo que consideran una utilización de la denuncia por agresión desde Instituciones Penitenciarias para "criminalizar" y desprestigiar a los funcionarios.

Desde la Delegación del Gobierno en la Comunidad se difundió un escueto comunicado de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en el que se informaba del cese de la subdirectora de seguridad y de la próxima apertura de un expediente disciplinario una vez conste "la comunicación oficial sobre la situación procesal de la funcionaria".

La asociación de trabajadores penitenciarios "Tu abandono me puede matar" (TAMPM), a la que se vinculó con la agresión y los mensajes amenazantes, exigió ayer el "cese inmediato" de los máximos responsables de la prisión de Villena y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. Desde TAMPM afirman que el respaldo ofrecido a la ahora acusada de simulación de delito desde el Ministerio del Interior y desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias es algo que jamás ha ocurrido con otras agresiones graves en las prisiones.

Asimismo, denuncian que la filtración de la denuncia por agresión a la subdirectora y del vídeo donde salen los tres funcionarios expedientados por reducir con sus defensas de goma a un preso violento que les atacó buscaba, desde "las altas instancias de la Administración, menoscabar públicamente la imagen del colectivo de trabajadores de las prisiones del país, inmerso en una lucha por la mejora de sus condiciones laborales". Además, pretendía "dañar la credibilidad de una nueva asociación, TAMPM, a la que no son capaces de controlar y que no colabora en el blanqueamiento de lo que sucede en las prisiones".

Desde Comisiones Obreras lamentan la "invención" de la agresión por el desprestigio que supone para los trabajadores de las prisiones y apoyan a los funcionarios expedientados. El sindicato ha solicitado la convocatoria urgente y extraordinaria de la mesa delegada de Instituciones Penitenciarias para que el secretario general Ángel Luis Ortiz y el subdirector general de Análisis e Inspección Penitenciaria den explicaciones sobre los hechos.

Los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF dan hoy una rueda de prensa para exigir responsabilidades por «"un nuevo atropello a la dignidad de los trabajadores penitenciarios" por parte de los gestores de la administración penitenciaria y la Asociación Profesional de Funcionarios de Prisiones (APFP) denuncia la campaña de Instituciones Penitenciarias "de absoluto desprecio contra la profesionalidad de los 24.000 trabajadores" de prisiones. Además, ha exigido al presidente del Gobierno el cese del ministro del Interior, del secretario general de Instituciones Penitenciarias y del director de la cárcel de Villena. Asimismo, se personará como acusación particular en la causa por simulación de delito y mostró su apoyo a los funcionarios de Villena. "¡No somos mafiosos, no somos maltratadores!", claman desde la APFP.

Dos funcionarios sin sueldo por la falsa agresión

Dos de los tres funcionarios de Villena expedientados por la reducción a golpes con defensas de goma de un preso que les atacó se encuentran suspendidos de empleo y sueldo, una medida que Prisiones vincula con la falsa agresión a la subdirectora de Seguridad un día antes de declarar sobre este incidente grabado en vídeo. En la notificación a los afectados se indica que es imprescindible la suspensión "hasta que se produzca la identificación de los autores y la eventual relación, o no, de los mismos con el inculpado". La abogada Raquel Sánchez ha recurrido esta suspensión ante el TSJ.

Compartir el artículo

stats