Las copiosas lluvias vinculadas al paso de la borrasca Blas por Balears dejó ayer los torrentes de Mallorca con un inquietante caudal de agua. La carretera entre sa Pobla y Alcúdia, en es Murterar, tuvo que ser cerrada al inundarse la calzada. Sótanos y plantas bajas se anegaron y la tormenta provocó caídas aisladas de árboles.

Emergencias de Balears contabilizó ayer en torno a un centenar de incidentes en las islas. Mallorca, con 82, acaparó el grueso de daños causados por la borrasca. La mayoría respondieron a inundaciones de sótanos y de plantas bajas. La tormenta también provocó la caída aislada de árboles.

Bombers de Mallorca tuvieron que efectuar numerosas salidas en el término municipal de Calvià. La mayoría de estas actuaciones estuvieron relacionadas con inundaciones de plantas bajas y de sótanos. De hecho, en este municipio tuvieron que efectuar una media docena de intervenciones.

Así, los bomberos tuvieron que emplear las bombas para achicar el agua acumulada en comercios y domicilios. En algunos casos en los que habían requerido su intervención, no fue preciso. El nivel de agua no era muy elevado y el dispositivo no era capaz de evacuarla. Fue más aconsejable actuar con una fregona. Mientras, en una misma calle de Playa de Muro los bomberos tuvieron que achicar tres pequeñas inundaciones de plantas bajas.

Durante la lluviosa jornada se produjeron también caídas aisladas de árboles. Así, una dotación de Bombers de Mallorca tuvo que acudir a Esporles para trocear con motosierra el tronco de un árbol desplomado, para retirarlo con mayor comodidad.

Las fuertes rachas de viento vinculadas a la tormenta Blas también causaron el desprendimiento de persianas, que amenazaban con caer a la vía pública. De hecho, una actuación de Bombers de Mallorca en Alcúdia respondió a este motivo. La carretera de sa Pobla a Alcúdia, en es Murterar, se inundó y tuvo que ser cortada.

Borrasca Blas: un torrente desbordado y más de 80 incidentes Redacción

Intensas lluvias en la Serra

Las lluvias se dejaron sentir con especial intensidad en la Serra de Tramuntana. Buena prueba de ello es que el caudal de los torrentes aumentó considerablemente. En algunos casos, el agua amenazó con desbordar el cauce.

Respecto al resto de las islas, Emergencias contabilizó 16 incidentes relacionados directamente con el paso de la borrasca Blas. De estos, ocho se registraron en Menorca, seis en Eivissa y dos en Formentera.