Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue prostituida una menor tutelada en Palma

Una adolescente de 17 años protegida por el IMAS denuncia que un hombre pagó 50 euros a ella y su novia a cambio de mantener relaciones sexuales en un barco en el puerto de Palma

Los hechos ocurrieron en un barco atracado frente a la Seu, en el puerto de Palma. | DM 

Un empresario mallorquín y una joven están imputados judicialmente por prostituir a una menor tutelada por el Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS), una adolescente que tenía 17 años y mantenía entonces una relación sentimental con la acusada. El encuentro se produjo en el barco donde vive el hombre, atracado frente a la Seu. Les pagó 50 euros a repartir. La víctima afirmó a la Policía que había acudido de forma «voluntaria» para no dejar sola a su compañera, pero los investigadores y la jueza imputan a los dos sospechosos un delito de explotación sexual infantil. El hombre intentó sin éxito volver a citarse con ellas.

Según el relato de la menor, los hechos ocurrieron en febrero pasado. Su novia, que ya había cumplido 18 años, decidió prostituirse porque no tenía dinero. A través de una persona sin identificar, contactó con un empresario mallorquín de 54 años que le propuso una cita en el barco donde él reside, en el puerto de Palma. Cuando la joven le contó a la menor tutelada que iba a tener un encuentro sexual con el hombre a cambio de dinero, ella trató de disuadirla. No lo consiguió y optó entonces por acompañarla.

Las dos chicas se presentaron en la embarcación, donde el acusado les dio una cerveza y los tres mantuvieron relaciones sexuales durante media hora. El hombre les pagó 50 euros para que se los repartieran. Un mes después volvió a contactar con ellas para concertar un nuevo encuentro, pero ambas rechazaron la oferta.

La menor acabó contando lo ocurrido a una de las educadoras del centro de acogida en el que vive, que a través del IMAS informó a la Policía Nacional y a la Fiscalía de Menores. La Unidad de Familia y Mujer (Ufam) puso en marcha una investigación y tomó declaración a la víctima. La adolescente señaló que acudió al encuentro con el hombre «de forma voluntaria», pero quiso presentar una denuncia formal.

Los investigadores de la Policía, según consta en el atestado del caso, concluyeron que existen indicios suficientes de un delito de explotación sexual infantil ya que la víctima «era menor de dad y además, por sus características físicas, de estatura y complexión no cabe duda de que se trata tan solo de una niña».

Las gestiones de los agentes permitieron identificar el barco donde ocurrieron los hechos y a su propietario. El empresario, que tiene varios antecedentes policiales, fue reconocido por la víctima a través de fotografías. Tanto el hombre como la exnovia de la menor tutelada fueron citados por la Policía entre finales de agosto y principios de septiembre. Ambos fueron formalmente detenidos y se acogieron a su derecho a no declarar, tras lo que fueron puestos en libertad.

El juzgado de instrucción número 6 de Palma ha abierto diligencias previstas e investiga a los dos sospechosos por un presunto delito de prostitución de menores, penado con entre dos y cinco años de cárcel. La magistrada ha citado ya a los dos acusados y a la víctima y trata de aclarar si hay más implicados en el caso.

Otros 17 detenidos

La Policía Nacional llevó a cabo el pasado verano en Palma una gran operación contra la explotación sexual de menores tuteladas, que culminó con la detención de 17 personas y la imputación de otras seis tras una larga investigación.

Las pesquisas de la Unidad de Familia y Mujer (Ufam), bautizadas como ‘Operación Bakana’, se centraron en casos ocurridos entre 2018 y 2019, cuando al menos 13 menores bajo tutela de la administración fueron captadas para mantener relaciones sexuales con hombres a cambio de dinero.

En agosto fueron detenidas tres menores que habrían actuado como intermediarias entre las víctimas y los hombres. Ya en septiembre, la Policía arrestó a 14 adultos de entre 21 y 65 años por prostituir a las adolescentes. Todos están acusados de un delito de corrupción de menores.

Compartir el artículo

stats