La Policía Nacional ha detenido Sevilla a un varón de 52 años acusado de abusar sexualmente de una menor de edad durante dos años y dejarla embarazada, a la que convenció de que no dijera nada y de que si lo hacía la culparían a ella.

La investigación comenzó el pasado 22 de octubre tras personarse madre e hija en dependencias policiales para denunciar los abusos sexuales que la menor estaba sufriendo desde hace dos años por parte de la pareja sentimental de su abuela materna.

La decisión de denunciar se produjo tras confesar la menor a su madre que se encontraba embarazada de 20 semanas, así como las agresiones sexuales que había sufrido por el que era el compañero de su abuela.

Desde los 5 años, la madre de la menor acostumbraba a dejar a su hija con su abuela durante los periodos de trabajo.

Sin embargo, al cumplir 14 años empezó a dejarla con la pareja de su abuela en una finca donde éste trabajaba como guarda.

Fue durante este periodo cuando la menor se veía obligada a acceder a los deseos sexuales de quien consideraba su abuelo, llegando a normalizar estos abusos por miedo a ser castigada y causar un problema familiar como le manifestaba su agresor.

Agentes del Grupo de Menores de la Policía Nacional en Sevilla se hicieron cargo de la investigación y, tras realizar diversas gestiones, procedieron a la detención de H. P. R., de 52 años, por un delito de abuso sexual con penetración.

El agresor fue puesto a disposición judicial, que decretó su inmediato ingreso en prisión.