Un total de tres acusados se sentaron ayer en el banquillo de los acusados en el Juzgado de lo Penal número siete de Palma para responder de un presunto delito de robo con violencia e intimidación y un delito leve de lesiones. La fiscal solicitó dos años de prisión para uno de los procesados y 18 meses de cárcel para los otros dos encausados.

Los hechos que se enjuiciaron ayer en los Juzgados de Vía Alemania tuvieron lugar sobre las tres de la madrugada del 27 de octubre de 2019 en la calle Bellver de Palma, en las inmediaciones de Plaza Gomia. Tres individuos, dos chicos y una chica, se acercaron a un grupo de jóvenes y les conminaron a que les dieran dinero.

Al recibir solo un euro, una de las asaltantes intentó agredir a otra chica y los otros se abalanzaron presuntamente sobre los varones. Uno de los afectados declaró ayer que se sintieron intimidados y que le desapareció el teléfono móvil que portaba.