Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana negra | Se lleva a su madre a Perú y deja al perro en casa

Un avión sobrevuela la casa de Sant Jordi que alberga fiestas ilegales.

La Policía Local de Palma recibió el pasado día 10 el aviso de una residencia de ancianos. Una mujer se había llevado a su madre, de 77 años, a pasar el día fuera y no habían regresado. Una patrulla acudió al domicilio de la mujer. Dentro había una luz encendida y se oía a un perro ladrar, pero nadie les abría la puerta. Ante la posibilidad de que necesitaran ayuda, los policías entraron en la vivienda a través del balcón del vecino. Allí encontraron solo al animal, con abundante comida y agua. La Policía puso una alerta por la desaparición de la anciana y su hija. Al día siguiente se recibió una llamada de la residencia. La mujer se había puesto en contacto con ellos para explicarles que se había marchado con su madre a su país, Perú, donde podrá ser atendida por su familia. Y había dejado al perro solo en casa durante el tiempo del viaje.

Se va sin luces en el coche a robar unos faros 

Una patrulla de la Policía Local de Palma interceptó el pasado domingo de madrugada un coche que circulaba sin luces por la Avenida de México. Mientras identificaban al conductor los agentes se percataron de que en el asiento trasero llevaba unos faros desmontados. El conductor además tenía las manos sucias, con lo que todo apuntaba a que acababa de quitar las luces de otro vehículo. Una rápida búsqueda por los alrededores permitió localizar, en una calle cercana, un coche aparcado al que le acababan de sustraer los faros. El individuo fue imputado por el hurto.

Un excursionista perdido por confiar demasiado en el GPS

La tecnología puede ser un gran aliado para no perderse en la montaña, pero tampoco hay que confiar más en los aparatos que en el sentido común. Un excursionista extranjero recorría el pasado fin de semana un camino de montaña en la costa norte de Mallorca e introdujo su destino en Google Maps. La aplicación trazó una línea recta hacia allí y el hombre optó por salirse del camino y empezar a recorrer el monte. Paradójicamente, acabó perdido y tuvo que contactar con los servicios de emergencias. Efectivos de los Bombers de Mallorca se movilizaron enseguida y consiguieron dar con él. Lo llevaron de vuelta al camino, del que prometió no salirse más para evitar otro susto.

Complicada declaración de un policía con problemas de oído 

En el juicio a un joven por causar un accidente de tráfico mortal en Palma declaró un agente de la Policía Local con un grave problema auditivo. Pese a los gritos de la jueza y la fiscal, el hombre no las oía y no podía responder las preguntas. Para solventar el problema, un funcionario se colocó a su lado y fue repitiéndole las cuestiones que le hacían a pocos centímetros de su cara y alzando la voz. Y en otro juicio por intento de homicidio, celebrado esta semana en la Audiencia, el acusado no podía hablar al haber sido operado de laringe. Su hermana iba a hacer de intérprete. Por fortuna, un acuerdo de conformidad evitó la celebración de un juicio muy complicado.

Peligrosas ‘raves’ en Sant Jordi en una casa abandonada 

Cada fin de semana, una casa abandonada de Sant Jordi acoge fiestas clandestinas que se prolongan durante toda la madrugada. La proximidad a la pista de Son Sant Joan hace que los aviones amortigüen el ruido. Mientras, la cercanía de la carretera que conecta a s’Aranjassa representa un serio peligro para los numerosos asistentes a las fiestas, que la cruzan de noche con total oscuridad.

Compartir el artículo

stats