Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un fallo eléctrico causó el incendio del Burger King con decenas de desalojados

Las llamas se iniciaron en una oficina del restaurante de la Plaza de España y se propagaron a través del falso techo - La enorme humareda que salía por la chimenea se extendió a gran distancia y obligó a la Policía a acordonar la zona

6

Incendio en la cocina del Burger King de Plaza de España

Un fallo eléctrico en una oficina se perfila como la causa del incendio que se produjo el martes por la noche en el interior del Burger King de la Plaza de España de Palma y que obligó a desalojar a decenas de personas de tres establecimientos y de las viviendas superiores. El fuego pudo ser contenido por los Bombers antes de que se propagara al resto del local, aunque la enorme humareda que salía de la chimenea se extendió a gran distancia y obligó a la Policía a acordonar toda la plaza.

Según informan fuentes de los Bombers de Palma y de la Policía, el incendio se declaró sobre las once menos veinte de la noche del martes en una oficina ubicada en el interior del Burger King de la Plaza de España. Con la hipótesis de un fuego intencionado prácticamente descartada, todos los indicios apuntan a que se debió a un accidente eléctrico. Desde la oficina las llamas se extendieron por el falso techo hasta los vestuarios del local y a la cocina.

Los empleados y los clientes del local salieron de forma ordenada al percatarse del incendio. Las primeras dotaciones de Policía Local y Policía Nacional se aseguraron de que no había nadie dentro. Los equipos de los Bombers de Palma comprobaron que el humo se había extendido mucho, y que salía por la chimenea del establecimiento, por lo que se optó por desalojar tres escaleras de inmuebles de la Plaza de España y de la calle Marie Curie, en el lateral del local. También evacuaron otros dos restaurantes cercanos, el McDonald’s y el Cien Montaditos. En total, una treintena de personas tuvieron que salir a la calle mientras los bomberos extinguían el incendio.

Decenas de personas tuvieron que salir de sus casas y de los locales cercanos hasta que se sofocó el fuego

decoration

Estos trabajos se vieron complicados por la densa humareda que se había extendido por el establecimiento. Los bomberos se afanaron en sofocar el fuego al tiempo que ventilaban el interior del inmueble.

Los trabajos de extinción se prolongaron hasta cerca de la una de la madrugada. Mientras tanto, la gran humareda que salía por la chimenea descendía al nivel de la calle cuando se enfriaba y se extendió a gran distancia, lo que provocó una gran alarma en la zona. La Policía extendió el perímetro de seguridad a prácticamente toda la plaza, y el 112 siguió recibiendo llamadas de vecinos de los alrededores, que notaban el humo del incendio y no sabían de dónde procedía.

Finalmente, sobre las dos de la madrugada, con el incendio extinguido y el interior ventilado, los vecinos desalojados pudieron volver a sus casas.

Al lugar se desplazó una ambulancia del 061, aunque los sanitarios solo tuvieron que asistir a una joven que sufrió una crisis de ansiedad.

Tanto la oficina como los vestuarios quedaron arrasados por el fuego, y el resto del local estaba afectado por el humo. La Policía abrió una investigación para aclarar el origen del incendio.

Compartir el artículo

stats