Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los narcos de Son Gotleu distribuían cien papelinas de heroína al día

Los investigadores han detectado también un incremento en las sobredosis, con diez muertos en los últimos tres años

Uno de los detenidos en la operación, ayer al ser conducido a disposición judicial. | M.O.I.

Uno de los detenidos en la operación, ayer al ser conducido a disposición judicial. | M.O.I.

El trasiego de consumidores de heroína en las calles de Son Gotleu donde operaban los narcos detenidos el miércoles en la operación Krepis era constante, hasta el punto de que los investigadores calculan que distribuían un centenar de papelinas al día. Y de forma paralela al aumento del consumo llegaron los casos de intoxicaciones graves. En los últimos meses los servicios médicos del 061 tuvieron que atender al menos a dos personas, que lograron recuperar. En tres años ha habido una decena de muertes por sobredosis.

Los agentes del Grupo II de Estupefacientes de la Policía Nacional llevaban semanas vigilando a los traficantes de heroína que operaban en la calle Pico Veleta y en los alrededores de la plaza Fra Joan Alcina, en el corazón de Son Gotleu. Se trataba de una decena de hombres, la mayoría nigerianos, que habían copado la distribución de esta droga.

Durante estas vigilancias los investigadores constataron un constante trasiego de consumidores. Alguno de los sospechosos llegaba a vender quince papelinas al día. Los cálculos aproximados apuntan a que el grupo distribuía un centenar de dosis diarias.

Además de la heroína, los narcos manejaban también marihuana, y la Policía comprobó que entre los compradores de esta última droga había menores. Esta circunstancia, unida a la proximidad de un centro escolar y una plaza muy frecuentada por niños, motivó las quejas vecinales que propiciaron la investigación policial.

Gran operación contra el tráfico de heroína en Son Gotleu Bernardo Arzayus

Y no solo eso. Los agentes han detectado también un incremento en las asistencias médicas de urgencia por casos de intoxicación grave por heroína. En su informe la Policía refiere que en los últimos meses las ambulancias del 061 han tenido que atender al menos a dos personas que estaban en mal estado tras consumir esta droga. Durante los últimos tres años se han registrado una decena de muertes por sobredosis. Unos fallecimientos que estarían vinculados a la droga que distribuían los sospechosos.

Los investigadores han comprobado que los traficantes de Son Gotleu no integran un grupo organizado. Se trata más bien de una serie de vendedores que se provee y distribuye la droga por su cuenta, aunque colaboran cuando lo precisan.

Estos camellos se abastecen de mayoristas, sobre todo en Barcelona, y a su vez proveen de heroína a las bandas de Son Banya. Aunque los clanes del poblado se dedican sobre todo a la cocaína, también venden cantidades menores de heroína, que compran a los narcos de Son Gotleu.

La operación Krepis se saldó el miércoles con once detenidos, diez nigerianos y una española, que ayer fueron puestos a disposición judicial. En la operación fueron intervenidas un centenar de dosis de heroína y marihuana, muchas ocultas en escondrijos en plena calle.

Compartir el artículo

stats