Una mujer de 32 años será juzgada esta semana en la Audiencia de Palma por intentar matar a su expareja en su vivienda, en el interior de la antigua cárcel de Palma, en agosto de 2020. El hombre resultó herido de gravedad al recibir una puñalada en el costado. El fiscal solicita para la acusada nueve años de prisión por un delito de intento de homicidio.