Agentes de la Guardia Civil localizaron este viernes en Palma a la menor de 17 años que llevaba desaparecida desde agosto de 2020, cuando se fugó de un centro de acogida de Santa Maria. Los guardias comprobaron que la adolescente aparentaba estar en buen estado, y la pusieron a disposición del fiscal de Menores.

La menor estaba tutelada por el Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS) y residía en un centro de acogida de Santa Maria. El IMAS denunció su desaparición tras su fuga, en agosto de 2020. Sin embargo, personal de la institución mantuvo contactos con ella a lo largo de los meses siguientes y sabían que estaba viviendo con la familia de su novio. De hecho, la llegaron a acompañar al médico en varias ocasiones y la volvieron a dejar con estas personas.

El caso trascendió la semana pasada, cuando el Centro Nacional de Desaparecidos, dependiente del Ministerio del Interior, publicó su fotografía y la asociación SOS Desaparecidos la difundió. Se comprobó entonces que oficialmente llevaba en paradero desconocido desde hacía más de un año.

A lo largo de la última semana la Guardia Civil ha intensificado las gestiones, y este viernes los agentes lograron localizarla en la casa de la familia de su novio, en Palma, donde al parecer ha residido a lo largo de todo este tiempo.

La Guardia Civil se entrevistó con la joven, y comprobó que aparentemente se encontraba bien. Acto seguido se informó del hallazgo al fiscal de Menores, que deberá ser quien decida si la adolescente permanece junto a la familia de su novio o si se la reintegra a alguno de los centros de acogida del IMAS.