Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Semana negra | Susto por dos jóvenes inertes en la calle Manacor

Las ambulancias atienden a los jóvenes en la calle Manacor.

El pasado domingo por la tarde dos jóvenes de apenas 18 años cayeron desplomados en la calle Manacor. Quedaron inertes sobre una acera, sin responder a ningún estímulo. Muchos vecinos llamaron a los servicios de emergencias y el despliegue de medios fue imponente. Cuatro ambulancias y otras tantas patrullas de la Policía Nacional acudieron rápidamente al lugar. Temían que se hubiera producido una grave agresión vinculada con el edificio okupado que tantos problemas está causando en la zona. Pero pronto descubrieron que el problema era en realidad que los chicos iban hasta arriba de drogas. Al parecer habían tomado un potente alucinógeno que les había sentado mal. Los dos fueron trasladados a un hospital, ya conscientes pero muy desorientados.

El Pablo, en el banquillo: una bandera y una uña enorme

El lunes volvió a sentarse en el banquillo de los acusados Pablo Campos Maya, el Pablo, el histórico narcotraficante de La Soledat. Esta vez, por blanquear dinero de la droga. Dos cosas en él llamaban bastante la atención. Una, el polo que lucía con la bandera de España en las mangas y el cuello. La otra, el extraordinario tamaño de la uña del dedo meñique de su mano derecha.

Jugando al escondite con la Policía Local de Palma

La Policía Local de Palma sorprendió el pasado lunes de madrugada a un conductor circulando de forma errática en la zona de Camp Redó. Cuando descubrió a los agentes, aceleró para intentar escapar, pero fue finalmente interceptado. Ni corto ni perezoso, se apeó a toda prisa y trató de esconderse tras un vehículo aparcado. Ni cinco segundos tardaron en encontrarlo. El acusado, un joven de 22 años, quedó imputado tras triplicar la tasa de alcoholemia.

Infracción, marihuana, navaja y falta de respeto: cuatro en uno en Inca

Agentes de la Policía Local de Inca que realizaban un servicio en la noche del lunes interceptaron a un hombre que circulaba en patinete en sentido contrario en una calle de la ciudad. Mientras le identificaban los policías detectaron un fuerte olor a marihuana, por lo que le realizaron un registro al sospechoso y localizaron la droga que llevaba encima. En ese momento se dan cuenta de que de uno de sus bolsillos sobresale una navaja. Resultó ser un arma blanca de grandes dimensiones. La actitud de esta persona dejó bastante que desear, así que finalmente el joven fue sancionado por la infracción de tráfico, tenencia de sustancias estupefacientes, tenencia de arma prohibida y falta de respeto a los agentes.

La navajita

La navajita

El patinete que iba por la acera junto a un edifico repleto de Policía

El pasado viernes la Policía Local de Palma celebró si Diada anual en el Palau de Congressos. Ya tuvo mala suerte un joven que iba en patinete por la acera y sin chaleco reflectante, porque era inevitable que alguno de los agentes que controlaba la zona le interceptara y le pusiera una multa.

El joven que iba en patinete por la acera del Palau de Congressos.

Compartir el artículo

stats