Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La red investigada en Mallorca estafó 80 millones de euros con empresas ficticias

Una decena de agentes de la Policía alemana y un fiscal supervisan una gran operación en Palma y Calvià - Medio centenar de guardias civiles llevaron a cabo siete registros en despachos y viviendas, e intervinieron documentación

Gran operación de la Guardia Civil en Palma contra una red de estafadores internacionales G. Bosch

La organización investigada en Mallorca habría estafado entre sesenta y ochenta millones de euros a cientos de inversores en toda Europa, a los que prometían altas rentabilidades y que luego descubrían que las supuestas compañías en las que habían puesto su dinero no existían. La investigación ha sido dirigida por la fiscalía de Dresde, en Alemania. Una decena de agentes de la Policía Federal alemana con un fiscal se ha desplazado expresamente a la isla para supervisar la operación de ayer, en la que medio centenar de agentes de la Guardia Civil realizaron siete registros en domicilios y despachos profesionales de Palma y Calvià. (Vea aquí la galería).

Hasta ayer la investigación se había desarrollado íntegramente en Alemania, dirigida por la fiscalía de la ciudad de Dresde. Al parecer allí están los cabecillas de la organización, que habrían estafado a centenares de inversores de toda Europa a los que ofrecieron la posibilidad de obtener altas rentabilidades con empresas que finalmente resultaron ser falsas. Las estimaciones de la Policía alemana cifraban el volumen del fraude en entre sesenta y ochenta millones de euros.

Las gestiones de la Policía Federal alemana condujeron a Mallorca, donde estaban las sedes sociales de las supuestas empresas en las que las víctimas habrían invertido su dinero.

Una comisión formada por una decena de agentes alemanes y un fiscal se desplazó a la isla para supervisar la operación de ayer, desarrollada por la Guardia Civil. Una cincuentena de agentes del Equipo contra el Crimen Organizado (ECO), los grupos de investigación del Pont d’Inca, Algaida y Llucmajor, y la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) se desplegaron a primera hora en dos despachos profesionales y cinco domicilios de Palma y Calvià vinculados a la organización.

Los investigadores buscaban documentación, tanto en papel como en archivos informáticos, sobre las actividades del entramado delictivo. Los agentes buscaban información sobre las estafas, pero también la relativa a supuestas operaciones de blanqueo de capitales en la isla

Los registros se prolongaron hasta la tarde. La operación en Mallorca se saldó con una decena de investigados, aunque ninguno de ellos quedó detenido.

La Policía alemana tenía previsto trasladar a Dresde todo el material intervenido para analizarlo con detenimiento.

Compartir el artículo

stats