Una mujer de 33 años, de nacionalidad senegalesa, fue sorprendida en el Aeropuerto de Palma con numerosos objetos electrónicos robados en su equipaje. En total portaba en sus maletas 146 teléfonos móviles, seis ordenadores y siete tablets. La Guardia la ha detenido por un presunto delito de receptación.

Los hechos ocurrieron la pasada semana en Son Sant Joan. Una mujer se disponía a coger un avión con destino a Senegal. Sin embargo, al pasar su equipaje por la máquina tomográfica del Sistema SATIE (rayos X), se observó que portaba en su equipaje gran cantidad de teléfonos móviles, tablets y ordenadores portátiles.

A continuación, agentes de la Guardia Civil realizaron las correspondiente comprobaciones para averiguar la procedencia de estos efectos. La mujer no pudo acreditar ser la propietaria de todos estos objetos. Asimismo comprobaron que más de 20 teléfonos móviles y otros efectos habían sido sustraídos en semanas anteriores en zonas de gran afluencia turística. Sobre la sustracción de muchos terminales habían sido interpuestas varias denuncias. Los agentes continúan haciendo gestiones para localizar a los legítimos propietarios de los efectos recuperados.