Suscríbete

Caso Abierto - Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan a un joven en Gijón por intentar prender fuego a dos personas sin hogar

El acusado fue detenido con otros tres varones por incendiar un contenedor

Uno de los contenedores afectados.

Cuatro jóvenes resultaron detenidos este fin de semana por la Policía Nacional acusados de una quema intencionada de un contenedor de papel en las calles de Gijon. Uno de estos implicados, además, será también investigado por haber intentado agredir de la misma manera a dos personas sin hogar, a las que presuntamente arrojó un manojo de papeles en llamas contra sus mantas hace cosa de una semana. En ese momento, la Policía Nacional lo identificó y le dejó marchar porque el manojo se apagó en cuanto tocó el suelo, pero, comprobada ahora la reincidencia, se estudia imputarle ambos actos.

De los cuatro implicados, dos son menores de edad, por lo que no llegaron a dormir en calabozos y su caso se ha derivado ya a la Fiscalía de Menores, que decidirá cómo proceder. Los otros dos, aunque jóvenes, sí son mayores de edad y sus hechos delictivos, imputables. Se les acusa de haber provocado la quema junto con sus dos compañeros de un contenedor de la calle Andalucía de madrugada, dejando el recipiente visiblemente dañado.

Uno de estos dos varones que ya tienen la mayoría de edad, según comprobaron después los agentes, es ya bien conocido en el cuerpo de la Policía Nacional por su interés en incendiar objetos del mobiliario público. Fue identificado hace alrededor de una semana después de que unos testigos que paseaban por la zona advirtiesen de su actitud errática. Estaba, dijeron, merodeando en las inmediaciones de un cajero en el que un par de personas sin hogar se cobijaban por las noches para dormir.

Al parecer, este individuo les arrojó un manojo de papeles ardiendo –el método más típico para prender contenedores– cuando estaban tapados por sus mantas. Los papeles, sin embargo, se apagaron en cuanto tocaron el suelo, sin producir ningún tipo de daño a los afectados, por lo que los agentes le dejaron marchar al no ver claras sus intenciones de hacerles daño. Tras el incidente de este fin de semana, sin embargo, sí estudian imputarle el otro intento. Los dos implicados mayores de edad pasarán previsiblemente hoy a disposición judicial.

La quema de contenedores lleva semanas siendo un problema recurrente en la ciudad, aflorando sobre todo en barrios como El Llano, El Coto y Pumarín. Sin ir más lejos, el viernes pasado la Policía Nacional informó de la detención de un hombre de 67 años acusado de quemar un contendor en una calle cercana.

Compartir el artículo

stats