Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido un empresario alemán por la violación de una joven sueca en Palmanova

La mujer se despertó, de repente, y vio a un hombre encima de ella que la estaba agrediendo sexualmente

Una fiesta privada en un chalé de Palmanova derivó el pasado viernes en la presunta violación de una joven sueca de 29 años. La Guardia Civil detuvo a un empresario inmobiliario alemán de 49 años por un presunto delito de agresión sexual.

Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado viernes en un chalé de Palmanova, en el término municipal de Calvià. Una joven sueca de 29 años acudió en calidad de invitada a la fiesta privada que tenía lugar en este inmueble. En el transcurso de la celebración, la víctima comenzó a sentirse indispuesta y mareada. Hasta el punto de que solicitó ir a un dormitorio y opto por acostarse en una cama.

Cuando la joven llevaba un tiempo durmiendo, de repente, se despertó sobresaltada. Un hombre se encontraba encima de ella y la estaba agrediendo sexualmente. Como buenamente pudo, la víctima se zafó de la violación, se vistió y abandonó el chalé de Palmanova donde se presumía que se iba a celebrar una fiesta. A continuación, pidió ayuda para denunciar lo ocurrido.

Ante el requerimiento de la víctima, una patrulla de la Guardia Civil se personó en la vivienda particular donde había tenido lugar la fiesta privada y la presunta violación. Una vez allí, los agentes detuvieron al sospechoso de haber violado a la joven escandinava. Se trataba de un empresario de 49 años, de nacionalidad alemana y de orígenes iraníes.

Acto seguido, se activó el protocolo establecido para estos casos de presunta agresión sexual. La víctima fue trasladada a Son Espases para ser explorada y extraerle material genético que pudiera corresponder al presunto violador. Mientras, al detenido por la presunta violación de la joven se le tomó una muestra de ADN en las dependencias de la Guardia Civil para cotejarla con las tomadas a la mujer y determinar de manera indubitada si este sujeto la había forzado.

Posible sumisión química

Otro de los aspectos que se está investigando en esta presunta agresión sexual es si administraron en la bebida a la joven algún tipo de sustancia que provoque la sumisión química, como la escopolamina o la burundanga, o algún analgésico extremadamente fuerte de efecto inmediato.

La joven escandinava de 29 años llegó en buen estado a la fiesta privada que tenía lugar el pasado viernes en un chalé de Palmanova. Sin embargo, al poco tiempo de llegar comenzó a sentirse mal y a tener una fuerte somnolencia. Hasta el punto de que solicitó ir a un dormitorio y acostarse en la cama. Cuando se encontraba allí durmiendo, la mujer se despertó bruscamente de madrugada del sueño. Tenía encima un hombre que, presuntamente, la estaba violando.

Compartir el artículo

stats