Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un detenido por 40 robos atropelló a dos hombres y mató a uno en la calle Manacor de Palma

El joven de 21 años arrolló a los dos transeúntes cerca de Can Blau, se dio a la fuga y siguió de fiesta - La Guardia Civil le detuvo en noviembre por homicidio imprudente, lesiones imprudentes y un delito contra la seguridad vial y fue a prisión

Estado en el que quedó el coche tras el doble atropello en la calle Manacor.

Uno de los tres detenidos por cometer presuntamente cuarenta robos en Palma, Calvià y Marratxí acababa de salir de prisión. Reda S., de 21 años y de nacionalidad marroquí, ya había sido detenido el pasado mes de noviembre por el atropello y fuga de dos hombres en la calle Manacor. A uno de ellos lo mató, al otro le causó graves lesiones. Un tercero presenció la escena y se salvó al cerrar la puerta de un taxi. Durante su detención, poco antes de prestar declaración ante el juez, se escapó de la Comandancia de la Guardia Civil y tuvo que volver a ser arrestado.

Tras ser puesto a disposición judicial el pasado mes de noviembre, el juez ordenó su ingreso en prisión provisional. No obstante, su tiempo entre rejas no se prolongó en exceso y quedó en libertad con cargos a la espera de ser juzgado por homicidio imprudente. Estos meses en libertad los habría aprovechado para perpetrar numerosos robos con fuerza en casa habitada en domicilios de Palma, Calvià y Marratxí. En algunas de estas viviendas, los moradores se encontraban dentro.

Los dos peatones cruzan la calzada y ven cómo se les echa encima un coche. | D.M.

Ante la oleada de robos protagonizados por tres individuos, la Guardia Civil detuvo a este joven marroquí de 21 años, y a dos presuntos delincuentes españoles de 22 y 50 años.

Al detenerlos, uno de los implicados en los robos le resultó tremendamente familiar a los agentes del instituto armado. De hecho se trataba del mismo joven que había sido detenido el pasado mes de noviembre por atropellar mortalmente a dos hombres, matar a uno de ellos y darse a la fuga. Entonces, tras arrollar a los peatones, prosiguió la fiesta como si tal cosa y manifestó un total desprecio por las víctimas. Fue detenido entonces por homicidio imprudente, lesiones imprudentes y delito contra la seguridad vial.

El BMW de color negro se da la fuga tras arrollar a los dos peatones. | D.M.

El atropello se produjo sobre las 23.55 del 18 de noviembre del año pasado a la altura del kilómetro 2 de la carretera de Manacor, a unos 200 metros de la rotonda de Can Blau. Cuando dos peatones cruzaron la calzada un coche negro se les echó encima. Uno murió horas después en Son Espases y el otro sufrió una fractura en una pierna y fue llevado a Son Llàtzer. El tercero se salvó milagrosamente de ser atropellado después de que el taxista le instara a cerrar bien la puerta del vehículo, al haberla dejado entreabierta. El conductor, que carecía de carné de conducir, se dio a la fuga.

Cuatro versiones distintas

El vehículo había sido alquilado por un amigo del posteriormente detenido y le pidió que se lo dejara para llevar a unas chicas en él. Cuando se lo devolvió al amigo, el coche preguntaba graves daños. El joven dio hasta cuatro versiones distintas. Así, adujo que había atropellado a un negro, a un gato, un incidente de tráfico incierto y llegó incluso a negar que él fuera al volante.

Cuando iba a ser puesto a disposición judicial, el conductor detenido se fugó de la Comandancia de la Guardia Civil

decoration

Al enterarse del atropello mortal, el arrendatario del coche se personó en la Comandancia de la Guardia Civil para declarar que el coche se lo había prestado a un amigo y que sospechaba que él era el autor. Los agentes le detuvieron poco después. En un momento dado se escapó de la sede del instituto armado y volvió a ser arrestado y enviado a prisión. Diez meses después efectivos del instituto armado han vuelto a detener a Reda S. por su presunta implicación en cuarenta robos.

Compartir el artículo

stats