Un nuevo accidente en la carretera de Cap Blanc causa un colosal atasco

Dos coches han chocado frontalmente y la circulación ha quedado cortada en esta vía

Un nuevo accidente en la carretera de Cap Blanc causa un colosal atasco

Alberto González

Lorenzo Marina

Lorenzo Marina

Un nuevo accidente de tráfico en la carretera de Cap Blanc ha causado en la tarde de este jueves un atasco monumental. Dos coches han colisionado de frente y han quedado en mitad de la calzada. Aunque no ha habido que lamentar heridos graves, el colapso circulatorio no se ha hecho esperar.

El siniestro se ha producido sobre las dos de la tarde de este jueves en la MA-6014, la denominado carretera de las urbanizaciones, a escasos metros del desvío hacia Son Verí. Se trata de una de las carreteras que aglutina una mayor siniestralidad de Mallorca.

En uno de los vehículos iba al volante una mediana edad, en el otro viajaba una pareja de jóvenes. Por razones que se están investigando, ambos vehículos han colisionado de frente y han quedado atravesados en mitad de la carretera. Numerosos restos de ambos turismos han quedado esparcidos en mitad de la calzada y la circulación se antojaba imposible.

Efectivos de la Policía Local de Llucmajor se han desplazado con celeridad al lugar del accidente y se han encargado de regular la circulación. Los agentes se han dedicado a desviarla circulación por otro punto, ya que no se podía acceder al tramo donde había tenido lugar el siniestro. A continuación, investigadores de la Guardia Civil de Tráfico se han encargado de reconstruir cómo se había producido el siniestro y de elaborar el correspondiente atentado.

Por su parte, las asistencias sanitarias del Ib-salut se han desplazado hasta el lugar del accidente a bordo de una ambulancia. Los implicados en el siniestro solo han sufrido heridas leves. No obstante, la mujer de mediana edad ha sido trasladada a Son Espases, donde ha quedado sometida a observación.

El colapso circulatorio en la carretera de Cap Blanc se ha prolongado durante varias horas. Efectivos del Departamento de Carreteras del Consell de Mallorca se han encargado de retirar de la calzada los restos de los dos coches.