Violencia

Un joven, herido crítico tras ser golpeado en Cales de Mallorca

La víctima recibió un golpe por la espalda y, cuando cayó al suelo, le patearon la cabeza - La Policía Nacional tenía ayer la investigación muy avanzada y esperaba arrestar al autor en breve

Agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Manacor.

Agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Manacor. / CNP

X.P.

Un joven de unos 25 años se encontraba este viernes en estado crítico, ingresado en la UCI del hospital de Son Espases, a consecuencia de una brutal agresión que sufrió en la madrugada del miércoles en un aparcamiento junto a un bar de Cales de Mallorca, en Manacor. La Policía tenía muy avanzada la investigación y esperaba detener en breve al agresor.

Los hechos ocurrieron poco antes de la una de la madrugada en un aparcamiento de la calle Cala Romaguera, cerca de un local de ocio nocturno en Cales de Mallorca.

La víctima, un ciudadano marroquí de unos 25 años, fue atacado por la espalda por un individuo, que le propinó un fuerte golpe en la nuca. El joven cayó al suelo y el agresor entonces le dio una patada en al cabeza antes de huir.

La víctima quedó tendida en el suelo, inconsciente. Varias personas que presenciaron la agresión alertaron a la Policía y al 061, y las dotaciones de emergencia llegaron al lugar poco después. 

El equipo sanitario logró estabilizar al herido y le traslado con urgencia al hospital de Son Espases, donde permanecía en estado crítico en la UCI.

Mientras tanto, la Policía Nacional inició una investigación para tratar de aclarar lo ocurrido y localizar al responsable de la agresión. Al parecer, cuando ocurrieron los hechos, había varios testigos que presenciaron la escena.

Según los primeros indicios, el agresor y la víctima habían mantenido una discusión poco antes por una cuestión de celos, ya que la actual novia de uno de ellos había sido anteriormente pareja del otro. Esta primera discusión no habría tenido mayores consecuencias, pero el presunto agresor esperó a que el joven marroquí estuviera solo en el aparcamiento para atacarle por la espalda. Según estos primeros indicios, el agresor no habría utilizado ningún arma, y habría golpeado a la víctima primero con los puños, para propinarle luego una patada.

La Policía Nacional consiguió identificar al presunto autor de la agresión, y este viernes continuaba con las gestiones para localizarle. 

Al parecer las gestiones policiales estaban muy avanzadas y los responsables de la investigación esperaban arrestar al sospechoso en un plazo breve.