Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía no descarta viajar a Holanda a detener a los autores del crimen de s’Arenal

El detenido en el aeropuerto de Palma cuando se disponía a abandonar Mallorca quedó en libertad con cargos el viernes

Motoristas de la Policía Nacional patrullan de noche en la Playa de Palma (en el recuadro, Carlo Heuvelma).

Motoristas de la Policía Nacional patrullan de noche en la Playa de Palma (en el recuadro, Carlo Heuvelma).

Los ocho presuntos autores de la muerte del joven holandés Carlo Heuvelman, de 27 años, el pasado miércoles tras propinarle una brutal paliza en s’Arenal podrían ser detenidos en breve. Un juzgado de Palma ya tramita la orden europea de detención y entrega. No obstante, los investigadores de la Policía Nacional, a través de una comisión rogatoria, podrían desplazarse a los Países Bajos para llevar a cabo el arresto.

La colaboración de la Policía Nacional con sus homólogos holandeses ha sido muy fluida. Los investigadores del Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Balears tienen plenamente identificados a los nueve implicados, presuntamente, en la paliza mortal a la víctima.

Uno de ellos fue detenido en el mismo aeropuerto de Palma cuando pretendía embarcar con destino a los Países Bajos. Al parecer, el retraso fue motivado por entregar las llaves al dueño de la casa donde se habían alojado en s’Arenal. Sus otros ocho compinches se habían apresurado a marcharse a su país de origen. Los investigadores policiales les iban pisando los talones.

La brutal agresión que le costó la vida al joven holandés fue perpetrada a las dos y veinte de la madrugada del pasado miércoles, en primera línea de playa, a la altura del Balneario 1 de s’Arenal.

Carlo Heuvelman. | MEMORI.NL

Carlo Heuvelman. | MEMORI.NL

Un grupo de jóvenes holandeses con edades comprendidas entre 18 y 20 años habían llegado a Mallorca unos días antes. Esa noche dieron muestras de una violencia descarnada y gratuita contra sus compatriotas que pululan por los Balnearios 1 y 2, escenario habitual del turismo neerlandés.

Paliza de improviso

De improviso y sin provocación alguna, los nueve jóvenes holandeses se abalanzaron sobre un grupo de cinco compatriotas y les propinaron toda suerte de puñetazos y patadas. Carlo Heuvelman, de 27 años, se llevó la peor parte. Cuando cayó al suelo, los agresores le propinaron patadas en la cabeza y quedó en estado crítico. La víctima fue trasladada en una UVI móvil a Son Espases y permaneció allí hasta el domingo. No pudo superar la gravedad de sus lesiones y falleció.

Conmoción en Países Bajos

«¿Cómo pudo hacerte alguien algo así? Tenías toda la vida por delante», «¿Por qué? Un chico tan bueno y dulce como Carlo. Es un dolor imposible de comprender». Estas son algunas muestras de condolencias y desconsuelo de personas allegadas a Carlo Heuvelman, la víctima mortal de una brutal paliza en s’Arenal. Todas las personas del entorno más próximo al fallecido no aciertan a entender la motivación de los agresores para atacar a una persona a la que coinciden en señalar como amable y pacífica. También la empresa donde trabajaba la víctima expresó su pésame por su trágica muerte. «Carlo fue víctima de la violencia sin sentido y le arrebataron la vida a los 27 años», señalaron. Algunas de las personas realizaron comentarios de que los autores de la brutal paliza mortal a Carlo debían ser juzgados en Mallorca y encarcelados aquí. «Allí las leyes son mucho más duras», subrayaron.

Compartir el artículo

stats