El joven agresor de un enfermero en un vagón del Metro de Madrid había dejado huella delictiva tras su paso por Palma. Un juzgado de la capital balear había dictado una orden de detención por receptación tras haberse sido sorprendido en la Estación Intermodal portando móviles robados. Su violencia desmedida hacia el sanitario, que le había recriminado por no llevar puesta la mascarilla, y sus intentos por ocultarse para no ser descubierto dejaba a las claras que no era un advenedizo en el mundo delictivo.

El delincuente de 19 años, de nacionalidad colombiana, fue sorprendido el pasado año en la Estación Intermodal de Palma por agentes de la Policía Nacional. Los funcionarios observaron que el sospechoso portaba consigo varios teléfonos móviles. Algunos de los terminales habían sido sustraídos. En febrero del presente año, este individuo fue detenido de nuevo al recaer sobre él una reclamación judicial, dictada por el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, por un presunto delito de receptación

Las andanzas de este sujeto también han quedado registradas en Alicante. Un juzgado de esta localidad levantina emitió una orden de busca y captura contra él por presuntos delitos contra el patrimonio.

La policía identifica al agresor de un sanitario en el metro de Madrid Video: Agencia ATLAS | Foto: EP

El comportamiento extremadamente violento de este individuo quedó patente la noche del pasado jueves en un vagón de la Línea 1 del Metro de Madrid, antes de llegar a la estación del Alto Arenal. Un enfermero instó al joven que se pusiera la mascarilla, un elemento obligatorio en los medios de transporte para prevenir el contagio de la covid. Antes de que el sanitario pudiera reaccionar, el malhechor le propinó un fuerte puñetazo que le alcanzó de lleno en un ojo y le causó lesiones graves. "¡Gilipollas, ojalá te mueras!", le espetó el delincuente a la víctima de forma despectiva antes de bajarse en dicha estación.

El individuo iba vestido de negro, con zapatillas blancas y una gorra rosa. Su imagen empezó a circular por las redes sociales y se pidió la colaboración ciudadana para tratar de dar con su paradero. La salvaje agresión al enfermero había causado una indignación generalizada.

Las pesquisas de la Brigada Móvil y de la Policía Judicial de la Policía Nacional han culminado la tarde del lunes. Los agentes han detenido por un delito de lesiones graves al presunto autor de la agresión al sanitario en un domicilio del distrito madrileño de Villaverde. El sujeto había cambiado su aspecto físico, se había teñido el pelo y se había quitado algunos aretes para tratar de pasar desapercibido su supuesta intención era cambiar de localidad para seguir cometiendo fechorías.