La Guardia Civil ha esclarecido otros 16 robos más en el interior de viviendas, relacionados con una investigación que se llevó a cabo en septiembre del año 2020 y en la que fueron detenidas cuatro personas e investigado a otras tres, todos supuestamente implicados en la comisión de 20 robos con fuerza en viviendas de los municipios de Binissalem, Llucmajor, Santanyí, Marratxí y Campos.

Una vez terminadas las diligencias y entregados los detenidos al juzgado de guardia en el mes de noviembre, el juez decretó el ingreso en prisión de los cuatro detenidos.

Los investigadores sospechaban que estas personas pudieran ser responsables de más ilícitos, por lo que continuando con la investigación, consiguieron obtener pruebas e imputarles 16 robos más. Además constataron que la banda no elegía viviendas al azar, sino que ojeaban inmuebles en los días previos a la comisión de los hechos y planificaban con detalle los lugares por donde iban a acceder a las casas, así como las rutas más seguras de escape, controlando los horarios en los que no estaban los moradores en las viviendas.

La Guardia Civil ha puesto a disposición del juzgado de instrucción competente las diligencias y continúa con otras líneas de investigación vista la importante actividad delictiva desarrollada por este grupo.