Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Piden dos años para un conductor ebrio por atacar a unos policías con un cuchillo

Denunció a los cinco agentes por agresión, pero el caso fue archivado

Patrullas de la Policía Local de Palma, durante un control.

Patrullas de la Policía Local de Palma, durante un control.

Un hombre de 71 años se enfrenta a una petición fiscal de un año y nueve meses de cárcel por atacar con un cuchillo a los agentes de la Policía Local que le interceptaron cuando conducía ebrio por el Camí dels Reis, en Palma. El hombre denunció a su vez a los policías por agresión, pero su denuncia fue archivada al no quedar acreditada. El pensionista está acusado de los delitos de conducción bajo los efectos del alcohol, negarse a someterse a la prueba de alcoholemia, y atentado contra los agentes de la autoridad.

Un juzgado de Palma ha celebrado esta semana una vista previa para intentar una conformidad. Como no se llegó a un acuerdo, el juicio se celebrará en los próximos meses.

El incidente ocurrió en la tarde del 21 de julio de 2020. Un policía libre de servicio se percató de que un coche circulaba de forma errática y peligrosa por la calle Eusebio Estada. El agente siguió al vehículo al tiempo que alertaba a la central de la Policía Local, que movilizó varias patrullas. El coche fue finalmente interceptado en el Camí dels Reis.

Según relata el escrito de acusación del fiscal, cuando uno de los agentes abrió la puerta del coche, el conductor, de 71 años, se abalanzó contra él con un cuchillo. El policía iba provisto de guantes anticorte, por lo que consiguió arrebatarle el arma blanca sin sufrir daño. El jubilado trató entonces de propinar puñetazos a los policías, que lograron esquivarlos. Finalmente fue reducido.

El hombre se negó a someterse a la prueba de alcoholemia y profirió amenazas de muerte contra los agentes. Finalmente fue trasladado en ambulancia a un hospital para ser atendido por las lesiones que sufrió durante el forcejeo. En el centro médico le realizaron un análisis que confirmó que circulaba con una tasa de alcohol superior a la permitida.

El septuagenario presentó posteriormente una denuncia por agresión contra cinco agentes, aunque se archivó porque no quedó acreditada.

El fiscal le acusa de los delitos de conducción bajo los efectos del alcohol, negativa a someterse a la prueba de alcoholemia y atentado contra los agentes de la autoridad. Por todos ellos solicita una pena de un año y nueve meses de cárcel y una multa de nueve meses.

El pasado miércoles se celebró una vista previa en la que no se alcanzó un acuerdo, por lo que el juicio se celebrará en los próximos meses.

Compartir el artículo

stats